Pastel helado de plátano y mantequilla de cacahuete

Lu B. por
1
2.5K
Pastel helado de plátano y mantequilla de cacahuete
2.5K

A diferencia de lo que suele pensarse, la mantequilla de cacahuete (maní) es un alimento muy saludable, ya que es una gran fuente de nutrientes. Se destaca por su contenido de niacina y ácido fólico, que son dos vitaminas que intervienen en la conversión de los alimentos en energía. Además, si se la consume con moderación, ayuda a regular los niveles de colesterol.


La mantequilla de cacahuete suele ser evitada bajo la creencia de que engorda. Lo mismo sucede con los plátanos, sin embargo, estos tienen menos calorías que una manzana. Muy por el contrario de lo que se piensa habitualmente, se trata de una fruta ideal para incorporar en las dietas, ya que ayuda a generar sensación de saciedad.

Combina estos dos nutritivos alimentos en este delicioso pastel helado. Como no requiere cocción, su preparación te resultará extremadamente sencilla.

Si quieres hacer tu propia mantequilla de maní, haz clic aquí para encontrar una receta.


Ingredientes

Para la masa
- 1 taza de nueces (pueden ser pecan)
- 1 taza de anacardos (castañas de cajú)
- 1 cucharada de miel, agave o sirope de arce
- 3 o 4 cucharadas de leche de almendras, soja o arroz (recetas de leches vegetales)
- 2 cucharaditas de extracto puro de vainilla
- 1 cucharadita de canela
- 1/4 de cucharadita de sal

Para el relleno
- 1 taza de mantequilla de cacahuete (si vas a usar una salada, omite la sal agregada)
- 3 plátanos medianos y maduros (amarillos)
- 3 cucharadas de leche de soja, almendras o arroz (receta)
- 2 cucharaditas de extracto puro de vainilla
- 1/4 de cucharadita de sal
- 1/4 de taza de chips de chocolate o chocolate derretido para la cobertura (opcional)

Preparación

1. Para la masa, agrega en una procesadora todos los ingredientes y procesa hasta que se forme una bola. Cada tanto, deberás parar y raspar los bordes del recipiente con una espátula.

Comienza añadiendo unas pocas cucharadas de leche de almendras. Si es necesario, agrega algunas más para lograr la consistencia deseada. Ten cuidado de no procesar la masa en exceso. Si haces esto, se formará una mantequilla de nuez.

Al terminar, coloca la masa en un molde de 23 cm. Aplánala sobre la base y los lados.

2. Enjuaga la procesadora y sécala con un paño limpio. Luego, añade los ingredientes del relleno. Procesa hasta obtener una crema suave. Cada tanto, deberás parar y raspar los bordes del recipiente para que se incorporen bien todos los ingredientes.

3. Vierte el relleno por encima de la masa. Usa una espátula para emprolijarlo. Rocíalo con chips de chocolate o cúbrelo con chocolate derretido (opcional).

4. Cubre el pastel y llévalo al freezer por 3 o 4 horas o hasta que esté helado.

4. Antes de servir, deja el pastel afuera del refrigerador por aproximadamente 30 minutos para que se ablande un poco. 

Fuentes:
Comentarios