Pastel de queso y espinaca con forma de girasol

0
| Valoración de Usuarios:
92.3K
Pastel de queso y espinaca con forma de girasol
92.3K

Innova en tu cocina con esta receta que tiene una presentación diferente al clásico pastel. Deja atrás la forma común de preparar quiches y anímate a hacer este particular diseño para lucirte con tus invitados.


Para esto necesitarás:

Para la masa:
- Harina 1 taza 
- Sal 1 cdta
- Aceite de oliva 1 pocillo
- Sal a gusto

Para el relleno:
- Queso rallado 1/2 taza
- 1 huevo 
- Espinaca 2 racimos
- Semillas de girasol
- Queso crema

Pasos a seguir:

1. Para hacer este pastel lo primero que tienes que hacer es una masa con harina, sal, agua y aceite de oliva.  

2. Una vez que la masa esté lista, ponla a un lado y rehoga la espinaca. Pícala y mezcla con el queso ricotta.

3. A continuación, añade el huevo, la sal, la pimienta y el queso rallado (puede ser cheddar o cualquier otro que te guste). En este paso puedes agregarle un salteado de cebolla. Añade la espinaca escurrida con el queso ricotta y mezcla todos los ingredientes para utilizarlos como relleno. 

4. Luego, amasa la mitad de la masa en forma de disco. Estira este disco en una bandeja para hornear y pon un poco de relleno justo en el centro en una forma circular. A continuación, forma otro círculo con el relleno alrededor del primero como se muestra en la foto. 

5. Amasa la segunda mitad de la masa y ponla sobre la parte que tiene el relleno.

6. Coloca un tazón pequeño sobre el centro, de modo que envuelva el relleno, y presiona los bordes de la tarta con un tenedor. Esto va a generar dos cosas: en primer lugar, le dará un repulgue y al mismo tiempo sellará los bordes.


7. Con un cuchillo, haz cortes en el círculo exterior sin llegar hasta el final, e inclina cada sección para exponer el relleno imitando los pétalos de un girasol.

8. Por último, pinta el centro con huevo y espolvorea algunas semillas de girasol. Hornea hasta que esté bien dorado y disfruta.

Fuente:
Comentarios