Psiquiatra de Oxford explica cuáles son las dos cosas más importantes para la felicidad

Compartir
Psiquiatra de Oxford explica cuáles son las dos cosas más importantes para la felicidad

La búsqueda de la felicidad es compleja, tanto que el ser humano la ha buscado (y encontrado) en miles de cosas, pensamientos y sentimientos. Desde la filosofía, la religión y la sociedad, hasta el arte y la ciencia. Esta última es una de las que ha llegado tarde a la fiesta, pero sin duda ha avanzado mucho en su camino a responder la interrogante: ¿qué es lo que nos hace felices?  


Combinando neurociencia y pensamientos filosóficos aristotélicos, parece que el Dr. Morten Kringelback de la Universidad de Oxford se acerca cada vez más a la compleja respuesta. El profesor del departamento de psiquiatría de Oxford y del Centro para música en el cerebro en la Universidad Aarhus de Dinamarca, ha establecido que es el placer y la trascendencia lo que nos hace sentir completos como personas.  


felicidad

Tomando en cuenta el principio del placer descrito por Aristóteles, el hedonismo (doctrina que busca el placer) y la eudaimonía (sentir de una vida bien vivida) son lo que nos completa como personas, por lo que para él una vida llena de placer es una vida bien vivida. Sin embargo no es tan fácil como parece, pues la búsqueda de placer nos puede hacer caer en depresión o adicciones, se debe encontrar un balance.  

cerebro

Los estudios de Kringelback han demostrado que el cerebro muestra síntomas de placer a largo plazo cuando se encuentra en estados de tranquilidad y bienestar, esto implica que ciertas regiones cerebrales actúen de una forma particular, pero eso también hace propenso al cerebro a buscar este placer de una forma inmediata, recalcando de nuevo la depresión y las adicciones en su estudio. Así es como el placer por el placer mismo se difumina y pronto nos encontramos con la sustancia placentera, pero sin la capacidad de sentir placer.  

amigos

Es así como Kringelbach nos deja su conclusión: la felicidad se alcanza a través de la variedad y la comunidad. Lo que nuestro cuerpo y mente necesitan es objetivos a cumplir y gente con la cual compartirlo. Un ejemplo perfecto según él es una comida familiar o entre viejos amigos. En ellas hablas del pasado y de los logros presentes, eso, mezclado con la comida y el alcohol que ayudan a desinhibirse y sentir más placer, convierten una noche más en algo digno de recordar para toda la vida.  

La felicidad es una combinación de nuestras metas y sueños junto a la capacidad de compartir con las personas, por lo que aunque sean dos cosas, realmente te obliga a tener gente que ames, experiencias y moderación; así es como puedes darte cuenta que al final, todo se encuentra en las pequeñas cosas de la vida.

Fuentes:
Comentarios