Por qué el éxito depende del amor propio

Compartir
Por qué el éxito depende del amor propio

El amor propio es algo que necesitamos en nuestras vidas, pero a veces vemos las dos caras de la moneda muy distintas. Por una parte el amor propio te permite ver la luz que hay en ti y hasta dónde te puede llevar. Por otra parte, la cultura actual parece obligarnos a siempre sentirnos menospreciados, que no valemos lo suficiente y que no somos capaces de lograr lo que nos proponemos.  


[Lee también:  Cómo diferenciar amor propio de egoísmo ]



amor propio

Ese freno que nosotros usamos nos aleja de cosas como la vanidad y el egocentrismo, pero también nos sumerge en la depresión y la ansiedad, caminos que difícilmente llevan al éxito. Ni el exceso ni el abandono, necesitamos respeto por nosotros, amor propio y recordar que eso que consideramos imposible, no lo es.  

[Lee también: Cómo seguir paso a paso la ley de atracción para encontrar con ella el amor]

Te enseña a vivir

fatiga

El amor propio nos permite encontrarnos con nosotros mismo, dar un largo vistazo a lo que vemos y tener la capacidad de seguir adelante con fuerza y determinación. Cuando no te amas, te obligas a sentir menos, a vivir menos, a ser menos. No crees que puedas lograr las cosas y así pueden pasar meses o años. Cuando despiertas de lo que parece una pesadilla te das cuenta de cuánto tiempo perdiste.  

Te da confianza

confianza amor propio

El amor propio se refleja en esa voz que te dice que si te caes sólo debes levantarte de nuevo y volver a intentarlo. Bloquea el sentimiento de impotencia, de que no eres lo suficiente para un trabajo o una actividad, porque no ganas errores, sino lecciones de vida.  

Te ayuda a crecer

madurar

Cuando tu mente es más una prisión que una pradera, es difícil retener nueva información. Hay personas que pasan años sin poder concentrarse y no aprenden cosas nuevas. Aquí no se trata de una voz que te dice que no puedes, simplemente es imposible silenciar el caos que hay dentro de ti. El amor propio te ayuda a mantener tu cabeza en orden, a aceptar nuevas cosas y crecer junto a ellas.   

Te enseña el camino

éxito

Con la mente clara, es mucho más fácil saber qué quieres hacer y cómo lograr cada objetivo. Aunque el amor propio no te enseña mágicamente a cumplir tus sueños, sí te da el primer impulso para llegar al éxito, pues antes de que otra persona o institución te frenen, tú eres tu primera barrera.  

Joan Didion escribió acerca del amor propio hace más de 50 años, y dijo que cuando no lo tenemos, cumplimos con algo llamado alienación del ser. En esta etapa no contestamos el teléfono por miedo a que nos pidan algo que no podamos hacer o que nos neguemos a hacerlo sólo por no querer hacer algo. Según la escritora es una etapa en la que todo es demasiado para nosotros. Debemos reventar esa burbuja y comenzar a amarnos para lograr el éxito que queremos.

Fuentes:
Comentarios