Olvídate de los rayones en cualquier superficie con estos sencillos trucos

Compartir
Olvídate de los rayones en cualquier superficie con estos sencillos trucos

Un movimiento descuidado, y sobre tu objeto favorito ya apareció una rayadura. ¡No te desesperes ni tires lo que aparentemente se arruinó! Puedes eliminar arañazos no muy profundos utilizando cosas que tienes en tu hogar y no te imaginabas que podían servir para eso.


No te preocupes si aparece de repente un rayón en alguna superficie, casi todos tienen solución con estos trucos que puedes aplicar fácilmente tú mismo.

Mira los mejores videos de La Bioguía

Superficies de cristal

  1. El aceite de bebé o vegetal tipo de cocina mezclado con arcilla blanca harán maravillas si haces una pasta con ellos y aplicas la mezcla con un paño suave; es importante que delicadamente frotes hacía la dirección en el que se hayan producido los rayones. Retira el exceso con un trapo seco.

  2. La vaselina y el bicarbonato ofrecen buenos resultados para remover rayones. Tienes que mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio con una cucharadita de vaselina líquida (la puedes meter un momento al microondas en caso de que esté muy sólida la que tengas en casa). Frota en el sentido en el que se hayan provocado los rayones y repite si es necesario.

  3. Puedes utilizar pasta dental (que no tenga ningún tipo de gránulos) y con un disco de algodón frotar suavemente la superficie por algunos segundos. Retira los residuos con un paño húmedo.

Superficies de piel

Frecuentemente aparecen por el contacto directo con un objeto filoso o cuando el cuero ya se encuentra muy seco. Es mejor no comprar zapatos nuevos hechos de cuero porque es la piel de animales que sufren, pero si ya los tenemos es correcto intentar mantenerlos sanos por el mayor tiempo posible. Este tipo de material debemos mantenerlo bien hidratado para que luzca perfecto.

  1. Cuando el rayón es superficial un poco de aceite vegetal bastará, ya que lo absorberá y le dará una mejor apariencia.

  2. Si el rayón es profundo y ya notas irregularidad en la superficie del calzado, lo ideal es recurrir a un trapo con un poco de lanolina que suavizará el cuero. Procura hacerlo en todo el zapato, ya que la lanolina tienda a oscurecer las zonas en donde se aplica.

  3. Existen también otras opciones más naturales, como el zumo de limón. Lo puedes usar sin exceso y posteriormente untar vaselina en la zona.

  4. El vinagre blanco y agua en partes iguales también funciona. Lo aplicarás con un trapo de microfibra, después limpiarás la zona con otro trapo y terminarás secando con un tercero.

[ También puede interesarte: 18 Increíbles usos para el vinagre blanco ]

Superficies de madera

  1. El vinagre y el aceite serán tus aliados para esto. Mezcla una cuarta parte de vinagre con tres cuartas partes de aceite y aplica con un trapo limpio, deja actuar por 10 minutos y retira el exceso. Este truco, además de reparar los arañazos, dará brillo al mueble.

  2. Otro truco sumamente sencillo y económico es frotar la mitad de una nuez pelada sobre el objeto. La pulpa y el aceite hidratarán las grietas.

[ También puede interesarte: Cómo quitar abolladuras de la madera ¡en treinta segundos! ]

Superficies de plástico

La mayoría de los plásticos son duraderos, aunque pueden dañarse por uso constante. 

  1. Un simple sacador de cabello a temperatura baja con potencia mínima podría ser la solución. Puedes aumentar la temperatura para que la superficie se empiece a alisar, espera de 10 a 15 minutos y listo.

Superficies de metal

  1. Para disimular las imperfecciones no profundas, puedes hacer uso de productos abrasivos como una pasta dental blanqueadora. Aplícala con un cepillo con ligeros movimientos. Retira con un disco de algodón o trapo húmedo.

  2. También podemos lijar con una esponja no metálica.

  3. Si lo anterior no funciona, mezcla ceniza de papel con aceite vegetal hasta que se forme una pasta. Aplicaremos con un pincel y dejaremos actuar por 10 minutos. Se retira con algodón. Este pequeño secreto también le aportará brillo al objeto.

Fuentes:
Comentarios