Cómo preparar pesticidas, abonos y herbicidas ecológicos

102.3K
Cómo preparar pesticidas, abonos y herbicidas ecológicos
102.3K

Cuidar tus plantas, flores y cultivos y mantenerlos protegidos de plagas e insectos no deseados es una tarea que requiere paciencia y dedicación. Muchos productos prometen ser la solución más rápida para cuidarlos, pero contienen químicos sintéticos muy fuertes que pueden dañar tus plantas y afectar su crecimiento. 


Además, al contrario de lo que suele creerse, los productos orgánicos suelen ser tan efectivos como los industriales para repeler plagas y proteger las plantas del jardín. Lo mismo sucede con el fertilizante: desde tiempos muy antiguos se han utilizado residuos orgánicos para alimentar la tierra, pero la urgencia con la que nos acostumbramos a vivir nos ha hecho optar por productos realizados a base de procesos industriales con químicos como el ácido nítrico, el ácido sulfúrico y el amoníaco. Esto hace que la tierra no se nutra realmente, sino que se le vuelva obsoleta más rápido. 

Por eso, es mejor (y mucho más económico) realizar preparados orgánicos con los que estarás cuidando no solo tu jardín, sino el medio ambiente en general. Con simples alternativas estarás evitando la contaminación del agua, la degradación del suelo y la muerte de microorganismos útiles para la nutrición de las plantas. Aquí tienes algunas ideas fáciles que puedes aplicar para mantener tu jardín o huerto en todo su esplendor. 

Usa el ajo como insecticida

El ajo funciona como insecticida natural, capaz de ahuyentar a los insectos de tus plantas o huerto. Para preparar este repelente tritura una cabeza de ajo junto con algunos clavos de olor y dos vasos de agua. Luego deja reposar la preparación durante un día y finalmente mézclalo con 3 litros de agua para vaporizarlo directamente sobre las hojas de las plantas. 

La infusión de ajo también puede resultarte efectiva para combatir el pulgón.

Macera tabaco para repeler los insectos

Puedes también mantener alejados los insectos de tus plantas utilizando la nicotina de las hojas de tabaco. Para preparar este repelente natural, macera el tabaco de 3 ó 4 cigarrillos en medio litro de agua. Déjalo por dos días y luego cuela el líquido para aplicarlo con un vaporizador sobre tus plantas. 

Combate los hongos con leche

La leche, al contener ciertos aminoácidos, fosfatos y sales de potasio, funciona como antibacteriano y fungicida natural para combatir los hongos que pueden atacar tus plantas. Para utilizarla, realiza un preparado ecológico mezclando 1 parte de leche descremada líquida con 9 partes de agua. Esto formará una capa protectora permeable externa en la planta que evitará la propagación del hongo. Aplícala por dos días consecutivos y luego cada 15 días como  método preventivo.

Aleja los insectos con pimienta

La pimienta es un repelente natural que mantendrá a tus plantas libres de plagas. Para utilizarla, cocina en un litro de agua pimienta negra molida. Luego utiliza la mezcla a temperatura ambiente aplicándola sobre tus plantas con un pulverizador. 

Utiliza periódicos para combatir las malas hierbas

Puedes eliminar las malas hierbas en tu huerto o jardín utilizando viejos periódicos y sin recurrir a herbicidas o productos químicos tóxicos que pueden dañar la tierra.
Aprende cómo hacerlo paso a paso. 

Usa las hojas de tomate como insecticida natural

Las hojas del tomate contienen alcaloides, una sustancia natural que funciona perfecto para repeler pulgones, gusanos y orugas. Para utilizarla, pica hojas de tomate (2 tazas), añade agua y deja reposar la preparación durante la noche. Luego, vuelve a diluir la mezcla en dos vasos de agua y rocía con ella tus plantas. 

Aleja las polillas del tomate con té de jengibre

Para mantener alejada la oruga conocida como "la polilla del tomate" que ya suele atacar especialmente estos frutos, utiliza un preparado natural hirviendo 1 litro y medio de agua con unas hojas de romero y luego mezclándola con 50 gr de jengibre rallado. Deja reposar la mezcla tapada por 24 horas y aplícala diluida en 4 partes de agua.

Usa cáscaras de huevo como abono orgánico

Las cáscaras de huevo tienen un doble beneficio, ya que se pueden utilizar como abono natural o bien como repelente de insectos. Si las mueles puedes aplicar el polvo en la base de tus plantas o bien colocar los trozos dispuestos en forma de anillo a su alrededor, lo que además podrá protegerla de algunos caracoles u orugas. 

Aparta los insectos con té de ortiga

La ortiga tiene un sabor picante que aleja a los insectos. Por eso, puedes usarla con mucha efectividad colocándola en un recipiente, cubriéndola de agua y dejándola resposar durante una semana. 

Fuentes:
Comentarios