¿Cómo podemos afrontar el duelo tras la muerte de una mascota?

Compartir
¿Cómo podemos afrontar el duelo tras la muerte de una mascota?

Las mascotas son parte de nuestra familia. Quienes aprendimos a amar a los animales sabemos que su partida, incluso cuando es anunciada por su edad, es una circunstancia desoladora que nos pone ante un proceso de duelo, tan complejo como si se tratara del duelo por un ser humano querido.


Esto podemos saberlo por experiencia, pero una investigación intentó saber cómo y por qué ocurre este proceso.  

[También te puede interesar: Un estudio explica por qué amas a tu mascota como si fuera un hijo]  


El estudio sugiere que muchas personas experimentan un apego significativo a sus mascotas / animales

La pérdida de una mascota puede ser difícil y puede dar lugar a la angustia psicológica en los humanos, pero hay una falta de investigación sobre las implicaciones graves de duelo que pueden estar presentes para algunos humanos después de la pérdida de una mascota.

Un estudio publicado por la Universidad de Hawai, titulado “Dolor complicado y trastorno de estrés postraumático en la respuesta de los humanos a la muerte de mascotas / animales” intentó explicar lo que sentimos los humanos cuando perdemos a una mascota.

Resultados


El estudio sugiere que muchas personas experimentan un apego significativo a sus mascotas / animales y experimentan características significativas de las reacciones de duelo (alrededor del 20%) después de la muerte de una mascota / animal. Sin embargo, el porcentaje de personas que experimenta una interrupción patológica importante es relativamente bajo (<5% -12%).  Por lo tanto, los niveles subclínicos de dolor y tristeza son respuestas humanas relativamente comunes a la muerte de mascotas. Se producen reacciones patológicas severas, pero son bastante raras entre los supervivientes humanos.

Los niveles subclínicos de dolor y tristeza son respuestas humanas relativamente comunes a la muerte de mascotas / animales de compañía

¿Cómo afrontar el duelo?

Según Begoña Elizalde, psicóloga coordinadora del grupo de trabajo en duelo y pérdidas del Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya (COPC) las etapas serían similares a las etapas de cuando muere un familiar cercano:

1. Negación, donde aún no hemos podido afrontarlo, pero la psicóloga considera beneficioso deshacernos o guardar los juguetes y objetos de nuestra mascota.

2. Expresión de emociones: tristeza, melancolía, rabia…A no ser que hayas podido velarle de alguna manera, Elizalde recomienda llevar a cabo un ritual de despedida, rodearte de amigos y ser indulgente ante las lágrimas, además de no exigirte estar bien cuando aún no lo estás.

3. Reconstrucción, aquí es cuando te das cuenta de que con el vacío que ha dejado se han roto un montón de rutinas diarias de las que antes no eras consciente, como sacar a pasear a tu perro y jugar en el parque, el momento ‘mantita y Netflix’ con tu gato… Es monento de crear unas nuevas.

4. Relacionarse con el recuerdo de nuestro querido peludo de otra manera, de forma más segura y serena, de manera que vayamos cuesta arriba hacia la recuperación y ya solo quede el cariño que sentíamos por ellos.

Fuentes:
Etiquetas: duelo, mascota
Comentarios