Cómo cultivar teniendo en cuenta las fases lunares

1
| Valoración de Usuarios:
53.1K
Cómo cultivar teniendo en cuenta las fases lunares
53.1K

La luna y las cosechas están íntimamente relacionadas, como lo están la luna con las mareas, con el ciclo menstrual e incluso con nuestro cuerpo en general. 


Los agricultores estudiaron durante miles de años esta relación, y fueron descubriendo poco a poco cómo aprovechar la influencia de la luna para que las plantas crezcan mejor. ¿Cuándo es mejor sembrar? ¿En cuarto creciente, en cuarto menguante? ¿Es bueno cortar las plantas o cosechar frutos cuando hay luna llena? Quienes trabajan la tierra con sus propias manos observan atentamente la naturaleza para descubrirlo.

Cómo cultivar teniendo en cuenta las fases lunares

La explicación tiene que ver con la fuerza de la gravedad. Básicamente, cuando la luna se alinea con el sol o se aleja, se ejerce más o menos fuerza de gravedad sobre la Tierra. Durante la luna llena y la luna nueva, esta atracción es mucho mayor que en los cuartos creciente y menguante.

A continuación podrás encontrar algunos consejos que podrás aplicar en tu huerta o jardín para aprovechar los cambios que se producen durante cada fase de la luna, y respetar los momentos de la naturaleza.

Fases lunares y el comportamiento de las plantas

Cómo cultivar teniendo en cuenta las fases lunares

Lo primero que debemos saber para comenzar a guiarnos por las fases de la luna para trabajar en la huerta es que, en cada momento del mes, el agua "sube o baja", y por eso también hace lo mismo la savia, que es la humedad de la planta y lo que constituye su "sangre", al transportar los nutrientes que ella necesita. 

En los cambios de luna (los días que en el calendario lunar están marcados como luna llena, nueva, cuarto creciente y menguante) se producen cambios gravitacionales. Por eso, esos días no es recomendable hacer ninguna labor en el huerto: ni plantar, ni cosechar, ni podar. Los demás días del mes se dividen en dos períodos, que a su vez también se dividen a la mitad. 

El ciclo "creciente", que va desde la luna nueva a la luna llena, es el "ciclo húmedo", porque la savia y la humedad suben a las hojas. El ciclo menguante es el "ciclo seco", y es donde la humedad regresa al suelo.

¿Qué hacer en la huerta en cada momento del mes?

Durante el período que comprende desde la luna nueva al cuarto creciente, la savia se concentra hacia la base y raíz de la planta; por eso es un buen momento para cosechar tubérculos de los que comemos la raíz (como zanahoria y remolacha), porque en ese momento estarán más sabrosos, sanos y llenos de nutrientes. También es el momento perfecto para plantar, injertar y trasplantar plantas anuales.

En el cuarto creciente, en cambio, la savia comienza a subir hacia las hojas. Por eso, es el momento de plantar o trasplantar hortalizas de hoja como espinaca, lechuga, coles y acelga, y plantas de fruto, como los tomates, ya que la savia colaborará con su crecimiento y podrán fortalecerse. Es también el momento para hacer injertos con mayores posibilidades de éxito.

Cómo cultivar teniendo en cuenta las fases lunares

En la luna llena, la savia alcanza su máxima concentración en las hojas. Por eso, en los días posteriores es el mejor momento para cosechar ese tipo de vegetales.

En esa época es cuando todos los seres de la Tierra tenemos más energía; luego de la luna llena empieza a disminuir. Es un buen momento para la poda, para plantar plantas perennes (las que duran más de un año, o los árboles) y para sembrar césped. En este momento, cuando la luna comienza a desaparecer de nuestra vista, la savia empieza a volver a la raíz, por eso es la ocasión indicada para sembrar los tubérculos de raíz, los mismos que en la luna nueva se cosechan. También, para sembrar las plantas perennes, que crecerán más fuertes.

Por último, el período menguante, que va hacia la luna nueva, es el período menos activo de todos. En este momento la germinación se hace difícil, pero es momento de desmalezar, porque entonces las malas hierbas tardarán en volver a crecer. En este período también tenemos que podar las ramas que no queremos que vuelvan a crecer.

Ésas son las nociones básicas para trabajar la huerta teniendo en cuenta las fases de la luna. Sin embargo, se puede llevar todo esto a un nivel más complejo, teniendo en cuenta, durante todo el año, cómo la luna va atravesando las distintas constelaciones. En el siguiente video puedes escuchar una explicación más clara y aprender un poco más:

También puede interesarte:

Fuentes:
Comentarios