Cómo armonizar y atraer energía positiva a tu lugar de trabajo

77.8K
Cómo armonizar y atraer energía positiva a tu lugar de trabajo
77.8K

El lugar de trabajo es uno de los sitios en los que, estando dentro o fuera del hogar, pasamos gran parte de nuestro tiempo. En él nuestro cuerpo y mente gastan gran cantidad de energía intentando resolver los conflictos que se generan día a día. Pero también allí se generan nuevas ideas para emprender un proyecto que nos alegra y motiva.


Por eso, para muchas personas, su lugar de trabajo es "sagrado". Para potenciar todas las actividades que realices en él, puedes aprender cómo armonizarlo y atraer energía positiva a través de los criterios del Feng Shui.

energía positiva a tu lugar de trabajo-

Este antiguo sistema filosófico chino está basado en la concepción de que ocupar de manera conciente el espacio influye positivamente en las personas que en él se encuentran. De esta manera, el flujo de la energía se modifica en relación con la forma y disposición de los elementos que se encuentran en el espacio, el tipo de orientación y los cambios vinculados con los ciclos del tiempo.

Por eso, así como puedes atraer energía positiva a tu hogar, también puedes hacer del lugar de trabajo, un sitio más sano y armónico donde desplegar toda la creatividad y expresar lo mejor de tí mismo.

En esta nota aprenderás algunos consejos: 

Escritorio

energía positiva a tu lugar de trabajo-  escritorio

Es recomendable que, detrás de tu mesa de trabajo, exista una pared sin ventanas ni otras puertas, así como tampoco estanterías con carpetas. Puedes colocar, por el contrario, diplomas o credenciales.

Si tiene que estar contra la pared, una buena idea para no obstaculizar el paso de la energía es colocar un espejo, que ampliará la espacialidad y reducirá la sensación de opresión.

Nunca debes colocarlo debajo de la escalera o un techo inclinado, ya que simbólicamente el "techo laboral" será menor. Del mismo modo, también se recomienda que se encuentre alejada de la puerta de entrada, nunca de espalda.

Todo en el escritorio debe estar organizado, de manera que la energía pueda circular de forma adecuada, evitando la aglomeración de objetos.
Si utilizas ordenador u otras instalaciones eléctricas, puedes neutralizar las ondas electromagnéticas con una piedra de turmalina negra ubicada junto a esos equipamientos.

Colores

energía positiva a tu lugar de trabajo- colores

Dependiendo de la actividad que realices en tu sitio de trabajo, es preferible que elijas una tonalidad verde, si quisieras inspirar tu creatividad; azul, si quieres traer serenidad y calma; o gris, si quieres lograr un espacio formal y sofisticado.

Música

energía positiva a tu lugar de trabajo-música

Prueba añadir a tu espacio de trabajo la música suave que más te guste. Esto elevará tu concentración y motivación.

Entrada

energía positiva a tu lugar de trabajo- entrada

La entrada es una de las zonas más importantes, por eso debe estar bien iluminada, limpia y despejada, sin objetos que obstaculicen la puerta.

Objetos de decoración

energía positiva a tu lugar de trabajo-  objetos de decoración

Elementos como cristales, agua o minerales aumentan el flujo de energía en el ambiente. Lo mismo sucede con las plantas que, además, te ayudarán a purificar el espacio.

Las fotografías en el escritorio también pueden ser un objeto de decoración que podemos tener cerca, ya que nos despertarán sentimientos de amor y ternura.

Se recomienda, además, que los objetos de decoración sean colocados siempre de a pares.

Luz

energía positiva a tu lugar de trabajo- ventanas

Las luces atraen y facilitan el desarrollo del trabajo, por eso resulta ideal el aprovechamiento de la luz natural, a excepción de la caída del sol, que representa simbólicamente el fin.

Recuerda, también,  que el orden y la limpieza son fundamentales para mantener el ambiente despejado para estimular la circulación de energía. Por eso, es importante además aprender a despojarnos de elementos de valor afectivo negativo o pasado que puedan obstaculizar el ingreso de lo nuevo.

Fuentes:
Comentarios