Bariguíes: ¿Qué es la plaga de moscas mordedoras que se expande en Argentina?

Compartir
Bariguíes: ¿Qué es la plaga de moscas mordedoras que se expande en Argentina?

La presencia de un molesto insecto es la señal de que el verano se acerca en el cono sur. La llamada mosca negra llamó la atención de los habitantes de la provincia de Buenos Aires, que reportaron la aparición masiva de un raro especimen, que molesta más que cualquier otra mosca porque tiene la capacidad de morder.


[También te puede interesar:
Qué son el mosquito tigre, la mosca negra y la avispa asiática y cómo evitar sus picaduras]


La “mosca negra” es resistente a los repelentes

Características de la mosca negra

También conocida como Simuliidae, este insecto se puede encontrar de manera abundante en arbustos y árboles situados cerca de cursos de agua corriente. Mientras pican, inyectan un anestésico, un vasodilatador y un anticoagulante que evitan que la mordedura se note al instante.

Posteriormente se produce una fuerte irritación e inflamación de la zona.

La “mosca negra” es resistente a los repelentes y por eso las autoridades recomiendan el uso de ropas claras, de mangas largas, sin exponer zonas sensibles del cuerpo.

La picadura produce una fuerte irritación e inflamación de la zona.

Caso argentino

En Argentina, la mosca negra toma el nombre de Barigüí, por su relación con el río que lleva ese nombre.

“La especie comenzó a aparecer acá hace 15 años. Proviene de Salta, Chaco y Corrientes, pero las reiteradas inundaciones favorecieron su llegada a esta zona”, explicó Juan José García, del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (Cepave).

El especialista admitió que “no se podrá extinguir, pero buscaremos alcanzar un nivel de exposición que permita convivir con la plaga sin trastornos graves para la población. Eso requiere un programa coordinado y centralizado”, aclaró García.

Este año, las primeras luces de alerta se encendieron hace dos meses en Junín, Bragado y Alberti. Nubes grisáceas de estos bichos aparecían frente al río al atardecer.

Al principio solo parecía un hecho puntual, pero asumió carácter institucional cuando las brigadas de fumigación municipales se dieron por vencidas. “Están incontrolables. Se han reproducido de manera exponencial”, informaban desde las comunas.

A través de una petición en Change, los vecinos de la localidad de Junin piden a la Municipalidad y al Intendente tomar las medidas, alegan que las picaduras les impiden tener una vida normal, al aire libre.

Fuentes:
Etiquetas: insectos, moscas, plagas
Comentarios