Así fue el rescate de Baguira: de un circo clandestino a vivir en libertad

Compartir
Así fue el rescate de Baguira: de un circo clandestino a vivir en libertad

Baguira es una leona que pasó gran parte de su vida en cautiverio, encerrada en Argentina. Hoy respira libertad en un parque de Sudáfrica.  


[También te puede interesar:
Flavia: así es la vida de la elefanta más triste del mundo]  

Baguira, una leona que tiene 9 años, fue liberada gracias a un grupo de rescatistas, y pasó de estar en un circo en cautiverio y casi desnutrida a lograr la libertad: el domingo, tras 83 horas de viaje llegó al Santuario Panthera, en Sudáfrica.


Vivía en una jaula de circo de 2 metros por uno

Después de haber pasado la mayor parte de su vida en una jaula de circo de 2 metros por uno, donde apenas podía moverse, su vida ahora cambió tras ser rescatada.

"Tenemos una emoción inmensa. Nunca lo imaginamos. Buscamos primero en Estados Unidos y luego, cuando se dio lo de Sudáfrica no lo podíamos creer. No tenemos palabras y cuando vemos el video nos ponemos a llorar", contó Pilar Lomas, una de las rescatistas.  

Su historia

Baguira había nacido en la reserva zoológica de La Rioja (Argentina) en marzo de 2008. Poco después pasó a manos del circo “Yobuslavo” -de hecho, fue donada por la reserva-, hasta que en 2015 pudo ser rescatada tras varias denuncias de maltrato.

"La Dirección de Fauna Silvestre de Tucumán y José Yapur, un especialista en animales silvestres y grandes felinos, se ocuparon de atenderla como también Alicia Yapur, que es bióloga. La llevaron a la Estación de Psicicultura de Tucumán y la alimentaron mejor. Estaba desnutrida, pesaba 70 kilos y no daba más de dos pasos", contó Pilar.

Además de mal alimentada, Baguira estaba enferma: tenía parásitos y bacterias que la iban consumiendo y su hábitat estaba lleno de protozoos. Incluso cuando comenzó el tratamiento vomitaba la comida. Debieron comenzar casi de cero con ella y darle el alimento en pequeñas raciones. De 3 kilos de carne por día pasó a comer 5 y luego, 7. Todo un logro.

Ahora se espera que, en Sudáfrica, ella se recupere, pues padece zoocosis, la enfermedad producidas en circos y zoológicos, que consiste en una serie de conductas repetitivas o estereotipadas provocadas por el estrés. El santuario al que llegó la leona está ubicado Stanford, Sudáfrica y se encarga de la reinserción a la vida salvaje de felinos que por diferentes motivos se encuentran lastimados y en cautiverio.

Fuente:
Etiquetas: leona, maltrato animal
Comentarios