5 trucos para que el año que comienza sí cumplas tus metas

Compartir
5 trucos para que el año que comienza sí cumplas tus metas

Una vez más estamos apunto de darle vuelta a la hoja o si lo quieres ver aún más dramático, de cerrar un libro y abrir otro. Año nuevo es una oportunidad más en la que por 365 días lo intentaremos mejor que el año que pasó y vaya, con la situación mundial, realmente queremos que un año nuevo sea un cambio significativo.  


Eso significa que tenemos nuevas resoluciones, aunque en realidad suele ser una lista reciclada de todos los años en que nos hemos puesto las mismas metas sin lograrlo. Es hora de cambiar eso. Según Forbes, 25 % de la población tiene propósitos de año nuevo y de ese total sólo el 8 % cumple. Es hora de que seas parte del reducido número de persistentes que se acercan cada día a sus sueños.     

correr

1.  Convierte el propósito en pregunta

La pregunta tiene una respuesta, se trata de encontrarla y llevarla a cabo, por lo que el reto se ve mucho más real. Tal vez no debas decir que correrás un maratón, sino preguntarte cómo puedes lograrlo.   

2. Sé específico

No digas que quieres bajar de peso, di cuántos kilos quieres lograr por mes o el porcentaje de grasa que deseas perder. Las metas específicas nos dan una visión a corto plazo en lugar de las que son a largo plazo que suelen quedarse en un sueño.   

contar

3. Cuéntale a la gente

Mientras más personas sepan que deseas viajar a Nigeria este año, más presión te pondrás para demostrar que no eres un hablador. Parece algo narcisista, pero es una de las formas más efectivas de la gente para hacer algo, demostrar que sí pueden.   

metas

4. Mide tu progreso

Puede que sientas que no estás avanzando, pero si estableces pautas que te digan cómo avanzas cada semana o mes, seguramente encontrarás motivos para lograrlo. Tal vez no estás leyendo tres libros al mes como esperabas, pero si ya leíste dos, puedes buscar tres libros delgados para el próximo mes y ponerte al corriente.   

5. Sigue adelante

Lo más importante es que no dejes de hacerlo. Tal vez tuviste unas malas semanas en febrero y abandonaste el propósito, eso no significa que debas esperar hasta el primero de enero del siguiente año para intentarlo de nuevo. “Lo importante no es cuando te tiran, sino cuando te levantas”.  

Aún tienes tiempo para convencerte de que este será tu año. Tienes días para hacer trampa y comenzar antes del primero de enero para que ese día estés preparado mentalmente para seguir. Recuerda que siempre te arrepentirás más de no haberlo intentado que de haber fallado.

Fuente:
Etiquetas: consejos, hábitos, metas
Comentarios