Un gran barco atravesó el ártico en pleno invierno y es una noticia catastrófica

Compartir
Un gran barco atravesó el ártico en pleno invierno y es una noticia catastrófica

El gran buque Eduard Toll, cargado con gas natural licuado de Siberia, atravesó con éxito una ruta helada del mar Ártico en enero sin la ayuda de barcos rompehielos; grandes embarcaciones que normalmente atraviesan grandes masas de hielo para despejar el camino.  


[También te puede interesar:
Esta es la temperatura actual de los océanos y hay una razón por la que debería preocuparte]

Dicho de ese modo puede parecer que lo único negativo es el hecho de que el buque transportara gas licuado, una forma de combustible fósil muy contaminante. Pero hay algo peor. Que lo haya logrado sin ayuda de rompehielos, en pleno invierno, es una muestra cabal de que el hielo del Ártico se está volviendo cada vez más fino, débil y casi inexistente.


La ruta del barco por el artico está marcada en amarillo

Alarma

Esta es la primera vez que algo así sucede en esta época del año, cuando el hielo marino debe ser demasiado grueso para que los no rompehielos puedan pasar sin ayuda. En cambio, el hielo marino del Ártico ha estado rondando cerca de niveles bajos durante todo el invierno hasta el momento.

La compañía petrolera que opera el buque, Teekay, publicó un video del viaje a través de la Ruta del Mar del Norte, uno de los principales pasos que utilizan los barcos para llevar los productos del Ártico a los puertos globales.

Esta ruta se extiende a lo largo de la costa norte de Siberia y Rusia, y al norte de Escandinavia. Permite el acceso tanto al Atlántico Norte como al Pacífico Norte del Ártico.  

"Me sorprendió un poco que pudieran atravesar esa Ruta del Mar del Norte en esta época del año", dijo Jeremy Mathis, director del Programa Ártico de Investigación de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), en una entrevista. "Eso es indicativo de cuán delgado se está volviendo el hielo en el Ártico".

En un Ártico que se está calentando rápidamente, donde las temperaturas están aumentando a más del doble de la tasa del resto del mundo, el hielo marino no solo está desapareciendo, sino que se está volviendo dramáticamente más delgado. Esto permite que algunos barcos carguen a través del hielo disminuido sin soporte.  

Años de hielo

"La noticia es que el espesor del hielo está empezando a disminuir. En este punto, casi no hay hielo de años anteriores", dijo Mathis.

El hielo en el Océano Ártico tarda años en acumularse durante varios inviernos, creando capas de unos 10 pies de espesor. Pero un Ártico que se está calentando rápidamente significa que este hielo marino se derrite en los meses de verano o se expulsa del Ártico hacia las latitudes más bajas, por lo que gran parte del hielo invernal es joven y delgado, de solo un metro de grosor.  

Fuente:
Comentarios