Tratamiento casero para las arrugas y cicatrices, ¡con solo dos ingredientes!

1
| Valoración de Usuarios:
174.9K
Tratamiento casero para las arrugas y cicatrices, ¡con solo dos ingredientes!
174.9K

El paso del tiempo, la falta de hidratación, la acción del sol y el viento, entre otros factores, van dejando sobre la piel de el cuerpo pequeños pliegues: las arrugas


Para muchos hombres y mujeres, son una cuestión estética que les gustaría mejorar y por eso recurren a tratamientos y productos que, muchas veces, no resultan ser los más apropiados. 

Por eso, en esta nota podrás aprender un tratamiento natural para lucir una piel más joven con una crema casera elaborada con solo dos ingredientes: el bicarbonato de sodio y el aceite de coco

El primer componente tiene muchísimos usos y aplicaciones, pero a nivel cosmético mejora naturalmente la piel y el cabello. El aceite de coco, por su parte, ayuda a desinflamar, cicatrizar, suavizar, reparar y proteger la piel. Además, contribuye a mantener el equilibrio químico de la piel, a prevenir arrugas y manchas, y aliviar la sequedad del cutis. 

Luego de leer esta nota también puedes aprender cómo hacer una antigua máscara de origen japonés para reducir tus arrugas, cómo hacer un serum rejuvenecedor con ingredientes naturales y mirar otros consejos para que tu piel luzca maravillosa


Ingredientes

crema casera para las arrugas y cicatrices - ingredientes

  • Aceite de coco
  • Bicarbonato de Sodio

Preparación

crema casera para las arrugas y cicatrices - preparación

En un recipiente, mezcla dos partes de aceite de coco con una de bicarbonato de sodio. Por ejemplo, dos cucharadas de aceite de coco y una de bicarbonato. Integra bien hasta obtener una pasta homogénea. 

crema casera para las arrugas y cicatrices - aplicación

¿Cómo aplicarla? 

Con el rostro limpio, aplica la crema en tu rostro masajeando suavemente y en forma circular por 5 minutos. Deja actuar por 10 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Por último, lava con agua fría para que los poros se cierren. Seca suavemente con una toalla. 

Puedes repetirlo tres veces por semana. 

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:
Comentarios