Trata las várices con aloe vera, zanahoria y vinagre de manzana

Lu B. por
0
102.4K
Trata las várices con aloe vera, zanahoria y vinagre de manzana
102.4K

Las várices son venas dilatadas que se encuentran cerca de la superficie de la piel. Por lo general, aparecen en las piernas y los tobillos y se ven hinchadas y de color azul oscuro.


Normalmente, las válvulas hacen que la sangre fluya desde las piernas hasta el corazón. Cuando no funcionan correctamente, la sangre se acumula y aparecen las venas varicosas. Otras causas posibles son la herencia genética, el sobrepeso y el embarazo. También suelen aparecer en aquellas personas que tienen empleos que requieren pasar muchas horas de pie. Además, son más comunes en las mujeres y las personas mayores.

Por lo general, la aparición de várices es común y no suele indicar ningún problema de salud grave. En algunos casos, ni siquiera generan molestias. Entre los síntomas leves se encuentra la picazón, el ardor, el cansancio y el dolor en las piernas. También suele manifestarse hinchazón en los pies y tobillos. Si tus piernas se hinchan mucho y notas cambios de color e inflamación en la piel, deberías consultar con un médico.

Crema de zanahoria, aloe vera y vinagre de manzana

El vinagre de manzana es excelente para estimular la circulación. Al igual que el aloe vera, es antiinflamatorio. Estas propiedades son perfectas para reducir las molestias ocasionadas por las várices. Por su parte, la zanahoria es ideal para nutrir la piel.

Ingredientes
- Una zanahoria
- Pulpa de aloe vera (cantidad equivalente a la zanahoria triturada)
- Vinagre de manzana (cantidad necesaria)

Preparación y modo de uso
1. Pela la zanahoria y licuala hasta triturarla por completo. Obtendrás una pasta suave al terminar.

2. Incorpora el aloe vera. Usa una cantidad equivalente al volumen de la zanahoria triturada.

Sólo necesitas la pulpa. Para extraerla, quita las espinas de las hojas y córtalas transversalmente. Con una cuchara, raspa para separar la parte transparente.

3. A continuación, agrega el vinagre de manzana. Hazlo de a poco. Necesitas obtener una pasta suave y cremosa. Es importante que no quede demasiado líquida, ya que esto dificultaría su aplicación. Sigue licuando hasta obtener la textura deseada y hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

4. Esparce la preparación sobre las várices. Masajea hacia arriba, desde los tobillos hacia las pantorrillas, para estimular el flujo sanguíneo. Deja que actúe por al menos 30 minutos y enjuaga con agua fría o tibia.

Aplica la crema diariamente. Si no tienes todos los ingredientes a mano, puedes hacer compresas de vinagre de manzana. Colócalas sobre las várices y déjalas actuar por 20 minutos.

Algunos consejos para prevenir la aparición de várices

Existen algunas medidas que puedes adoptar para disminuir la molestia ocasionada por las várices. Estas mismas soluciones pueden ayudar a prevenir o retardar su desarrollo.

1. Haz ejercicio:
 caminar es un excelente ejercicio para estimular el flujo sanguíneo en tus piernas.

2. Cuida tu peso:
 el sobrepeso genera una presión excesiva sobre las venas de las piernas.

3. Cuida tu dieta:
 come con poca sal para evitar la hinchazón ocasionada por la retención de líquidos.

4. Cuida tu vestimenta:
 evita los tacones. Los zapatos planos te obligan a trabajar más los músculos de las pantorrillas. Esto es mejor para tus venas. Evita también usar prendas que te queden demasiado ajustadas a tu cintura, tus piernas o tu ingle.

5. Eleva tus piernas:
 para mejorar la circulación, tómate unos cuantos recesos diarios para elevar tus piernas por encima de tu corazón.

6. Evita estar sentado o parado por largos períodos: cambia de posición frecuentemente para estimular el flujo sanguíneo.  Prueba con moverte aproximadamente cada 30 minutos.

7. No te sientes con las piernas cruzadas
: algunos médicos creen que esta postura puede aumentar los problemas circulatorios.

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. 

Fuentes:
Comentarios