Sopa de letras de los colores: el primero que veas define tu personalidad

Compartir
Sopa de letras de los colores: el primero que veas define tu personalidad

Todo a nuestro alrededor son colores. Somos seres que ven la realidad a todo color, y por lo tanto, nos relacionamos  con ellos de forma especial.


No es solamente lo que tiñe nuestros días. Los colores tienen muchos significados, a todos los niveles. Están relacionados con la psicología y la personalidad. 

Por eso, esta sopa de letras de los colores te ayudará a descubrir aspectos ocultos de tu propia personalidad. Sólo tienes que mirar la siguiente sopa de letras, y buscar el nombre de un color. ¡Hay 8 escondidos!

El primero que veas te dirá cómo eres. 

[También te puede interesar leer: ¿Qué es lo que te identifica? ¡Las primeras 3 palabras que encuentres te dirán cómo eres!]

sopa de letras de los colores

Amarillo

Si el primer color que viste es el amarillo, es porque eres una persona dulce y amable, muy compasiva con los demás. De hecho, sueles preocuparte tanto por los otros que te olvidas de ti mismo.

La empatía te caracteriza, y te hace tener muy buena relación con todo el mundo. Eres, por decirlo de algún modo, el amigo que todos quieren tener. 

Pero ¡Cuidado! Porque no debes olvidarte de ti mismo en el camino. Destierra la culpa y empieza a quererte más y con menos reproches. 

Azul

Si viste primero el azul, eres una persona alegre, optimista nata, y muy soñadora. Crees que las cosas tal como están no van bien, y vives intentando cambiar el mundo.

Te gusta lo bello, la calma, y más de una vez, deseas estar solo. Muchas veces te sientes incomprendido,  y no logras descubrir por qué los demás no ven las cosas tal como lo haces tú. Sin embargo, después de desintoxicarte un poco de la realidad, vuelves a ella con una sonrisa en la cara. 

No dejes de tener siempre un pie en la tierra, porque el día que no lo hagas,te resultará fácil perderte. 

Dorado

Eres una persona práctica, segura de sí misma, que siempre busca mejorar y superarse. A ti lo que más te gustan son los trabajos bien hechos, y las cosas terminadas. 

Cuando se te pone algo en la cabeza, eres incansable. No importa cuántas veces te digan que no, tú seguirás intentando. No te importa que te llamen loco ¿Acaso no llamaron así a todos los genios? Vives aceptando nuevos retos, y la adrenalina de empezar un nuevo proyecto te encanta. 

Pero debes tener cuidado, pues puede que tu afán de perfección termine jugándote en contra. No olvides que eres una persona, y no un robot. Tienes sentimientos, y ellos también son importantes. 

Índigo

Si en la sopa de letra de los colores descubriste primero el índigo, es que eres una persona muy trabajadora y dedicada. Te preocupas por el futuro, y sabes que no te encontrará desprevenido. 

Eres alguien con muchas potencialidades, que sabe muy bien lo que quiere, y no se anda con vueltas. Para ti las cosas son como son y punto. No te gusta que te mientan, y por eso siempre dices la verdad. A veces las personas se enfadan por escucharte decir lo que piensas sin problemas. Pero para ti no hay otro modo posible de vivir. 

A veces, sin embargo, deberías permitirte se un poco más moldeable. Pues de otro modo, puedes caer en tu rigidez y perderte oportunidades. 

Negro

Eres una persona responsable y trabajadora. También eres metódico, y te gustan las cosas precisas. No pierdes el tiempo con aquello que no puedes resolver y eres muy práctico. 

Esta forma de ser te ha llevado a salir siempre bien parado. Es que tienes la capacidad de adelantarte a las situaciones, y pensar siempre con la cabeza. Eres una persona muy analítica y mental, y no te cuesta trabajo alejar los sentimientos del resto de las decisiones que tomas. 

Sin embargo, debes tener cuidado de no renegar demasiado de los sentimientos. Recuerda que tu corazón también vale. 

Rojo

Si de la sopa de letras de los colores identificaste primero el rojo, es porque eres una persona de sentimientos muy puros. Eres un apasionado de todo lo que haces: o vives con pasión, o no vives. 

Cuando amas, lo haces con todo tu corazón, y cuando sufres, la angustia es enorme. Pero siempre estás conectado con tu corazón, y es él el que te guía en el camino. Para ti, las decisiones más importantes no se toman con la cabeza, sino que pasan por los sentimientos. 

A veces, este modo de ser puede ocasionarte disgustos, o hacerte salir lastimado. Pero para ti es un riesgo que vale la pena. 

Rosa

Si lo primero que viste fue el rosa, es porque eres una verdadera alma libre. Tú amas tu libertad más que nada, y la cuidas como un tesoro. No eres la clase de persona que odia estar sola, al contrario: encontrarte contigo mismo siempre es una alegría. 

Eso no quiere decir que no seas un buen amigo, o un buen amante. Sabes darlo todo de ti cuando quieres a alguien, porque sabes que tu interior sigue intacto. Entiendes la diferencia entre amar y pertenecer, y por eso, puedes amar en la libertad: es la única forma de amor que conoces. 

A veces, puedes sentirte un poco incomprendido, pues no todo el mundo piensa como tú. No te preocupes, hay muchos rosas por allí. 

Verde

Eres una persona tranquila, muy amable y solidaria. A ti te gusta estar en paz contigo y los demás, y no disfrutas en lo más mínimo de las discusiones. 

Eres un diplomático por naturaleza. Tú entiendes que entre dos miradas, siempre habrá algún punto de conexión, e intentas buscarla sin atarte a nada.  A veces, eso puede llevarte a sentirte un poco solo, pues nunca estás "ni de un lado ni del otro". 

Sin embargo, todos valoran tu opinión, y eres un increíble consejero. Por eso, tranquilo, que nunca estarás solo. 

¿Cuál te ha tocado?

Comentarios