Soluciones naturales para atenuar las cicatrices

Lu B. por
0
55.4K
Soluciones naturales para atenuar las cicatrices
55.4K

Las cicatrices son parches de piel que crecen sobre las heridas. Se forman cuando el cuerpo se cura de un corte, un raspón, una quemadura o una llaga, según explican en la enciclopedia médica Medline Plus. También pueden consecuencias de una cirugía, de enfermedades infecciosas como la varicela o de otras afecciones de la piel, como el acné. En otro plano, son marcas que a veces dicen mucho de nuestra historia y es positivo aprender a aceptarlas y amarlas, porque son parte nuestra. Sin embargo, cada persona elige cómo tratar su piel y cuánto de todo eso afecta su confianza. 


El aspecto que adquieran las cicatrices depende, en primer lugar, del tamaño y la profundidad de la herida. Otros factores que influyen en su apariencia son la ubicación de la lesión, el tiempo de curación y la edad y tendencia hereditaria a la cicatrización de cada persona en particular.

Debes tener en cuenta que las cicatrices se desvanecen con el paso del tiempo, pero nunca desaparecen por completo.  Existen varios tratamientos para eliminarlas, pero la mayoría de ellos requieren procedimientos que pueden resultar invasivos o agresivos. Estas soluciones naturales, en cambio, son muy sencillas y sutiles. No borrarán las marcas en tu piel, pero puede que te ayuden a atenuarlas. Es importante que escojas una de ellas. Si usas todas a la vez, puedes empeorar la situación.

1. Jugo de limón

Los ácidos alfa hidróxidos (AHA, por sus siglas en inglés) son un compuesto que se encuentra en la naturaleza, pero los laboratorios han logrado sintetizarlo para incluirlo en distintos productos de belleza. El limón es uno de los cítricos que contienen AHA, sustancia que ayuda a reemplazar las células muertas y dañadas de la piel por otras nuevas. A su vez, el jugo de esta fruta tiene propiedades blanqueadoras, de manera tal que podrá aclarar las marcas.

Antes de comenzar, limpia bien el sitio donde se encuentre la cicatriz. Moja una bolilla de algodón en el jugo fresco de un limón y frótala con suavidad sobre la marca. Asegúrate de que toda la zona dañada quede bien cubierta. Deja reposar por 10 minutos y enjuaga el área con agua tibia. Repite el procedimiento dos veces al día. Al cabo de dos semanas comenzarás a notar los cambios.

No te expongas al sol si tienes jugo de limón sobre tu piel, ya que puede hacerte más sensible a los rayos. Si a lo largo del tratamiento sientes mayor sensibilidad en la zona tratada, suspéndelo por unos días.

Haz clic aquí para aprender más sobre los limones.

2. Miel

La miel es un humectante natural que ayuda a regenerar la piel. Puedes aplicarla pura sobre las cicatrices o mezclarla en partes iguales con bicarbonato de sodio. Masajéala sobre la lesión por tres o cuatro minutos. Luego, enjuágala con agua tibia y seca la zona sin frotar para evitar irritaciones.

Otra alternativa es mezclar una cucharadita de miel con algunas gotas de aceite de escaramujo y aplicar la preparación directamente sobre las cicatrices. Deja reposar por 10 minutos y enjuaga.

Haz clic aquí para conocer otros usos que puedes darle a la miel.

3. Aloe vera (sábila)

Entre los múltiples beneficios que tiene el aloe vera para la piel, se encuentra su capacidad de atenuar visiblemente las cicatrices. Esta propiedad se la otorga su capacidad de regenerar los tejidos. Corta una hoja de la planta, extrae su gel y aplícalo sobre la marca en tu piel dos o tres veces al día. Deja reposar por 15 minutos y enjuaga la zona con agua fresca. Repite el tratamiento por 15 días. Al cabo de este tiempo, comenzarás a notar cambios.

Haz clic aquí para aprender cómo congelar gel de sábila.

4. Aceite de árbol de té

Este aceite es famoso por ser antibacteriano, antifúngico y antiviral. Sin embargo, ¡también tiene la capacidad de sanar la piel!

Para aprovechar sus beneficios y atenuar el aspecto de tus cicatrices, solo debes aplicarlo directamente sobre la zona en cuestión. Si sientes irritación, puedes diluirlo. Para ello, calienta un poco de agua y agrega el aceite. Mezcla hasta obtener un líquido jabonoso. En cualquiera de los dos casos, deja reposar el aceite durante algunos minutos y luego enjuágalo con agua del grifo.

Al usar aceite de árbol de té, recuerda que no puedes ingerirlo. Aplícalo únicamente de manera tópica.

Haz clic aquí para conocer más usos del aceite de árbol de té.

5. Remedio casero de yogur, cúrcuma y jugo de limón

En un recipiente pequeño coloca cuatro o cinco gotas de jugo de limón, 1/2 cucharadita de cúrcuma y una cucharadita de yogur natural. Mezcla bien todos los ingredientes y aplica la pasta resultante sobre las cicatrices. Déjala reposar por 10 minutos y enjuágala. Repite diariamente. Comenzarás a notar los cambios al cabo de 10 días.

El yogur hidrata la piel y ayuda a regenerarla y además, funciona como aclarante. Las propiedades de la cúrcuma, por su parte, también son muy beneficiosas para la piel.

Haz clic aquí para aprender cómo preparar yogur natural. 

6. Aceite esencial de lavanda

Coloca unas gotitas de aceite esencial de lavanda sobre el área donde se encuentre tu cicatriz. Puedes colocarlo directamente sobre tu piel o utilizar un paño como compresa. En cualquier caso, deberás masajear la zona suavemente para que el aceite penetre bien la piel. Puedes repetir hasta tres veces al día. Si sientes irritación, diluye aceite con un poco de agua tibia.

Esta solución es efectiva por la capacidad del aceite de lavanda de rejuvenecer las células de la piel. También se lo utiliza para tratar enfermedades y heridas cutáneas.

7. Aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva es rico en vitaminas E y K. Ambas son fundamentales para tener una piel saludable. Es por eso que se lo puede utilizar para atenuar las cicatrices.

Frota una cucharadita de aceite de oliva sobre tu cicatriz. Si la marca en cuestión es muy pequeña, no necesitarás usar tanto. Masajéalo por aproximadamente cinco minutos. Esto ayudará a que penetre en el tejido. Luego, déjalo reposar por alrededor de 10 minutos. Al cabo de este tiempo, quítalo con un paño limpio.

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:
Comentarios