Opciones para viajar, alojarse y cuidar el paraíso caribeño de Colombia

Compartir
Opciones para viajar, alojarse y cuidar el paraíso caribeño de Colombia

Nota por Agostina Herrera


Viajando aproximadamente dos horas en lancha desde Cartagena de Indias, se puede llegar a este archipiélago color turquesa. Isla Grande ocupa la mayor extensión en Islas del Rosario y cuenta con los tres ecosistemas característicos del lugar: lagunas costeras, los inmensos manglares que las rodean y los bosques secos tropicales del interior. A su vez, atesora una barra coralina y una gran diversidad de peces en sus aguas de diversos tonos azules.

Orika es la colectividad afro que habita en las islas. Hace casi 20 años que trabajan para poder conformar una comunidad que se desarrolle pero al mismo tiempo mantenga los ecosistemas y cuide su ambiente natural. Desde la educación primaria, los niños ya aprenden valores coherentes con esta línea.

Visité la escuela educativa de Islas del Rosario y su filosofía está inscrita en las paredes de la institución, donde puede leerse: "Se propone hacer del hombre isleño un ser amoroso, participativo, comprometido con su entorno natural y sociocultural a partir del trabajo en equipo entendido como responsabilidad y valores compartidos buscando la auto reflexión del análisis y autocrítica, personal y social de su comunidad (...)". 

Muelles en Islas del Rosario. Foto: Agustin Carri

Vivir como isleño

Además del increíble atractivo natural, vivir en las islas es una experiencia que nos puede enseñar muchas cosas valiosas y otro estilo de vida muy interesante para reflexionar. Allí, por ejemplo, podemos prescinidir de muchos artefactos electrónicos, lo que nos invita a pensar que quizás la electricidad está sobrevalorada; podemos vivir dosificando nuestra "conexión", y además entender que la desconexión es importante para reconectarnos con nuestro entorno y con uno mismo.

Por otro lado, se comen alimentos de estación y de producción local, como un plato típico de pescado acompañado de arroz con coco, patacones y ensalada. También se consigue una diversidad de exquisitas frutas.

En las islas, el agua dulce es escasa y podemos tomar conciencia de lo importante que es en nuestras vidas. Donde me alojé, nos suministraban 6 litros diarios de agua por persona para poder bañarnos y asearnos.  

Los caminos de la isla. Foto: Agustín Carri

Toda una aventura: qué hacer

Aún asi, visitar Islas del Rosario es toda una aventura y hay muchas actividades recomendadísimas para hacer como por ejemplo:

  • Snorkel, explorar el mundo acuático del mar caribe es extraordinario.
  • Visitar el plantón en la laguna encantada y observar miles estrellas en el fondo del mar.
  • Alquilar bicis para recorrer los bosques de las islas.
  • Admirar los inmensos manglares en los caminos caribeños.
  • Participar de las fiestas típicas los fines de semana en el pueblo isleño, al son de la champeta y el vallenato.

Conociendo los corales con los nativos de la isla. Foto: Agustín Carri

¿Donde Alojarse?

Hay diferentes opciones de alojamientos como cabañas, habitaciones compartidas y/o privadas, camping y hamacas en varios Eco hostels. Algunos son:

  • Eco hostel Arte y aventura de Carlos Machado, un amable artista visual de 60 años. Las paredes de su alojamiento son tan coloridas como sus cuadros y tiene un bonito muelle con salida al mar caribe colombiano. Ofrece múltiples comodidades y una sonrisa con café por las mañanas.

  • Las Palmeras de doña Rosa es el primer Eco hostel construido en islas, por lo que cuenta con una infraestructura bastante equipada y amigable con el ambiente. Hay diferentes opciones para alojarse y cuenta con servicio de comida y bar.

  • Campo Verde de Eladis, es un eco hostel más pequeño, aunque cuenta con bonitas habitaciones, opciones de hamaca y espacio de camping para colocar tu carpa. Eladis ofrece servicio de almuerzo casero, además.
[Encuentra aquí pasajes económicos para viajar por todo el mundo]

Muchos tienen la opción de recibir voluntarios a cambio de alojamiento y comida. Puedes ponerte en contacto y consultar particularmente con cada uno de ellos; ¡seguramente estarán contentos de recibir viajeros con buena energía!  

Comentarios