Los 6 posibles niveles de consciencia y cómo alcanzarlos

Compartir
Los 6 posibles niveles de consciencia y cómo alcanzarlos

Alcanzar un mayor estado de consciencia significa tener un alto grado de atención y percepción en el que puedes comprender en profundidad la realidad y los aspectos espirituales de la vida. Esto juega un rol principal en la evolución personal y en el desarrollo psicológico.


Para alcanzar los distintos niveles de consciencia tienes que realizar cambios en tu percepción, atención y conocimiento. Si estás en el camino de la evolución personal y espiritual esto podrá ayudarte a comprender dónde estás ubicado y qué es lo que se aproxima.

A continuación te presentaremos los seis niveles de consciencia en los que puedes encontrarte en distintas etapas de la vida. Puedes verlas como etapas y preguntarte en cuál crees que estás y qué te faltaría para pasar a la siguiente, y así emprender un camino de desarrollo en la vida.

1. La vida te ocurre

Cuanto menos consciencia tienes, más te sientes víctima de la vida. Nunca sabes lo que va a pasar, puedes tener un gran día y al día siguiente caer enfermo o ser echado de tu trabajo. Cuando vives pensando que la vida es algo que te ocurre, siempre la sientes como una posible amenaza.

2. La vida ocurre gracias a ti

Cuando evolucionas a esta etapa, en vez de sentirte una víctima de la vida, crees que puedes controlarla. Puedes experimentar una gran sensación de poder personal y, si bien es un paso necesario para salir de la etapa previa de victimización, muchos quedan atrapados en este estado e intentan controlar todo a su alrededor. Las religiones intentan controlar a las masas, los países a otros países, las mayorías a las minorías. Principalmente, tratas de controlarte a ti mismo con la esperanza de convertirte en lo que crees que debes ser.

3. La vida ocurre dentro tuyo

Eventualmente comienzas a darte cuenta que el control no te trajo la felicidad y alegría que esperabas y a entender que debes estar abierto a la vida y aprender a escucharla.

En este momento empiezas a evolucionar hacia el próximo nivel de consciencia y eres consciente de algo importante: la mayoría del tiempo, más que experimentar la vida, te quedas en los pensamientos que tienes acerca de ella.

Vives la vida a través de tus pensamientos y no la experimentas tal como es. En esta etapa descubres que tu sufrimiento no proviene de tus experiencias sino de tu interior y de las historias que creas acerca de lo que realmente está ocurriendo. Por ende, la cura aparece cuando prestar atención a lo que pasa en tu interior.

4. La vida ocurre para ti

A través del aprendizaje de la etapa anterior comprendes que tu vida es para ti. Más que algo para controlar, la vida es algo extraordinario, y te vas acercando al camino de mayor consciencia. La vida no está hecha de eventos aleatorios sino que te ubica en las situaciones exactas que necesitas atravesar para unirte a su flujo y entender que la vida sabe lo que hace.

El flujo de la vida incluye dolor, pérdida y muerte pero resistirte a ellos sólo te provocará sufrimiento. Tu estado natural es el alivio del libre flujo.

5. La vida ocurre a través tuyo

La vida te habla todo el tiempo y elevas tu nivel de consciencia al permitir que la vida se mueva a través tuyo. En esta etapa aprendes que puedes confiar en ella, que la vida no siempre es como te gusta pero sabe lo que hace. La vida puede moverse libremente dentro tuyo y esto despierta en ti una creatividad que nunca habías imaginado.

Experimentas una sensación de profunda gratitud por todo y ves que todo lo que te ha pasado, incluso lo más difícil, es parte de tu camino para volver a la vida. Estás completamente aquí para la vida, ahora puedes relajarte y estar listo para la aventura.

6. La vida eres tú

Cuanto más permites que la vida se mueva dentro tuyo en vez de querer controlarla, más te acercas al 6to nivel de conciencia.

En este descubres que no eres un ser aparte, estás unido completamente al flujo creativo de la vida, porque la vida eres tú. Cada roca, persona, nube, molécula o insecto eres tú. ¡Tú eres la vida!

[También puede interesarte: Huevo, la historia de un hombre que aprendió la lección más importante de la vida]

Para evolucionar hacia estos niveles hay que aprender a confiar en la vida y eso lo haces comprendiendo que la vida es más sabia que tú. ¡Ábrete a ella!

Fuente:
Etiquetas: Meditación, consciencia
Comentarios