La ley de la física que gobierna en secreto tu vida y que puedes aprender a usar a tu favor

Compartir
La ley de la física que gobierna en secreto tu vida y que puedes aprender a usar a tu favor

Por lo general, la mayor parte de nosotros vive la vida sin pensar demasiado en el por qué de lo que sucede dentro y fuera de nosotros. A veces una situación inesperada, como puede ser algo muy sencillo como enfermarse por un cambio de temperatura y tener que hacer reposo, nos hace recordar que el ritmo de nuestra vida a menudo no coincide con nuestro ritmo interno, y que todo se trata, al fin de cuentas, de lograr una armonía.


[Lee también:  Cómo es la cuarta dimensión y por qué aunque exista no la podemos ver]

Si la física te parece muy alejada de ti, debes saber que estás equivocado. Nuestro propio cuerpo está gobernado por ella. Una ley aún poco conocida, llamada "ley Constructal", formulada en 1996 por el profesor estadounidense de ingeniería mecánica Adrian Bejan, podría tejer con un hilo todo lo que ves a tu alrededor e incluso dentro de ti, al hallar una misma lógica, un mismo patrón.

Según esta ley, todo fluye bajo el mismo principio. Todo ser (ya sea animado o inanimado) está en movimiento y avanza hacia una mayor eficacia. Es decir, todo tiende potencialmente hacia una evolución y eso implica cambios.


Foto y portada: Juana Gómez

De acuerdo al profesor, la naturaleza está formada por sistemas de flujos que evolucionan en el tiempo para mejorar y ampliar su fluidez.

Lo particular de esta ley es que puede aplicarse a todo: "el tráfico en la ciudad, el transporte del oxígeno en los pulmones y la fluidez del pensamiento rápido y lento en la arquitectura del cerebro".

[Lee también:  5 leyes absurdas que aún están vigentes]

Según Bejan, comprender esto permitiría anticipar cambios, no solo a nivel biológico sino también social: en la economía, en los gobiernos, etc.

A nivel personal, la enseñanza de esta ley es que lo mejor que podemos hacer para encontrar la armonía es permanecer en constante movimiento. El flujo mismo tenderá hacia un proceso de optimización. Cuánto más libres y dinámicos seamos, más eficaces seremos, en el sentido se siempre tender hacia algo mejor.

¿Qué opinas tú de esta ley? ¿Crees que nos enseña algo más que quieras comentar?

Fuente:
BBC
Etiquetas: física, ley
Comentarios