Gatekeeping, la formula con la que te hacen sentir menos todo el tiempo

Compartir
Gatekeeping, la formula con la que te hacen sentir menos todo el tiempo

Los premios Oscar acaban de pasar. Millones de amantes del cine vieron la premiación más importante de la industria holliwoodense y sin embargo, en su nonagésima entrega, aún hay quienes reniegan de toda la gente que ve la premiación. “No son veraderos fans, de seguro ni siquiera vieron todas las películas”. ¿Te resulta familiar? Seguramente también lo haz notado cuando se habla de festivales de música y sobre todo en el mundo de los deportes.  Eso es Gatekeeping y es una forma de violencia.



películas

El término Gatekeeping es nuevo, pero no la prácticaEs una forma de hacer menos a alguien por las cosas que hace, así como decidir quién tiene acceso a cierto estilo de vida. El término viene de la teoría de la comunicación en la que se establece que gatekeeping es la forma en la que la información se filtra y cómo es que realmente lo que creemos que son las “noticias”, son sólo una fracción mínima de nuestra realidad.  

Eso evolucionó y ahora, en la cultura popular, se hace gatekeeping por cualquier cosa. A veces puede ser simplemente un fan obsesionado con algo que no acepta que otras personas sin tanto conocimiento digan que les gusta. Incluso esa cuestión poco importante puede convertirse en un problema machista, tal se demuestra cuando una mujer dice que le gusta mucho cierto deporte y en seguida los hombres comienzan a interrogarla hasta por el tipo de sangre de un director técnico retirado hace 20 años.  

Gatekeeping, en Internet y en la vida real

música

El gatekeeping se ha convertido en algo realmente común en Internet, pero existe un gran problema, deja las puertas abiertas para la discriminación y para hacer que las personas malinterpreten lo que sienten. ¿Crees que estás cansado por los exámenes finales? Intenta decírselo a un minero que trabaja en una de las industrias más agotadoras del mundo. ¿Sientes que tu hijo te da problemas? Espera a que seas madre de trillizos y entonces puedes decirlo.  

Esta práctica menosprecia las luchas de ciertas personas e incluso puede negar su identidad. Hay hijos de latinos que viven en Estados Unidos y que son rechazados en América Latina por "no ser suficientemente latinos" pero que en Estados Unidos tampoco son vistos como verdaderos patriotas. También hay quienes sufren de ciertas enfermedades, pero al no ser tan "graves" como otras, las ven como algo que realmente no es importante.

cansada
"Está el cansancio y también el cansancio de embarazada": estos mensajes pueden menospreciar a las mujeres que deciden no tener hijos.

Se trata de exclusión, pero también de hacer pensar a alguien que no tiene por qué quejarse. La realidad es distinta. Sí, tal vez alguien tiene un trabajo que lo hace estar 15 horas bajo los rayos del sol, pero eso no implica que alguien que trabaja en una oficina no pueda cansarse.  

Puedes sentir que corriste mucho aunque no lo hagas como Usain Bolt, puedes estar orgulloso de lo que lees aunque no estudies Letras Clásicas. Tienes derecho a sentir lo que quieras sin tener que compararte con otras personas y sobre todo, tienes derecho a que la gente no critique tu forma de vivir comparándola a través de estándares imposibles de cumplir.

¡Recuerda cuánto vales!

Fuentes:
Comentarios