Exfoliantes naturales para dejar tu piel radiante

Lu B. por
0
19.3K
Exfoliantes naturales para dejar tu piel radiante
19.3K

Prepara estos exfoliantes para cuidar de tu piel y sentirte como si estuvieras en un spa. Como los ingredientes utilizados son totalmente naturales, al usarlos evitarás los añadidos químicos que contienen los productos comerciales.


Es recomendable que pruebes los exfoliantes en un pequeño sector de tu cuerpo para asegurarte de que no te generen reacciones alérgicas.

Exfoliante de azúcar, pepino y menta

El pepino es excelente para reparar, hidratar y revitalizar la piel. Esto se debe a su elevado contenido de agua y sus aceites naturales. Además, gracias a sus vitaminas A, C y E ayuda a detener el envejecimiento de la piel y favorece la producción de colágeno y elastina. Así, es ideal para atenuar las arrugas y mantener la piel joven y llena de vida.

Las propiedades astringentes del pepino hacen que también sea óptimo para tratar el exceso de sebo e impurezas de las pieles grasas.

Ingredientes:

  • 1 pepino grande
  • 2 cucharadas de hojas frescas de menta
  • 2 ½ tazas de azúcar
  • 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

 Preparación:
1. Licua el pepino y las hojas de menta hasta obtener un puré.
2. Coloca el puré de pepino y menta en un recipiente, y luego añade el azúcar y el aceite de oliva.
3. Mezcla hasta que los ingredientes se combinen. Si quieres una textura más firme, agrega más azúcar.
4. Almacénalo en un recipiente hermético en el refrigerador hasta el momento de usarlo.

Exfoliante de azúcar y té verde

El té verde es especialmente útil para tratar afecciones como el acné y los eccemas gracias a sus propiedades humectantes y antioxidantes. Además, es un excelente hidratante facial.

Ingredientes:

  • 1 1/2 taza de azúcar
  • 2 cucharaditas de té verde en polvo
  • 2 bolsitas de té verde
  • 1 taza de aceite de coco

Preparación:
1. Abre las bolsitas de té, vacíalas y guarda el contenido.
2. En un recipiente, coloca el azúcar, el té verde en polvo y las hojas de la bolsita. Mezcla todos los ingredientes hasta que el polvo se haya incorporado al azúcar.
3. Lentamente, añade el aceite de coco y revuelve hasta cubrir toda la mezcla.
4. Almacena el exfoliante en un recipiente hermético.

Fuentes:
Comentarios