Estos 10 sencillos trucos te permitirán, con poco esfuerzo, obtener una figura más delgada

Compartir
Estos 10 sencillos trucos te permitirán, con poco esfuerzo, obtener una figura más delgada

No siempre logramos mantenernos en forma y de una manera perfecta, y en algunas ocasiones especiales quizás queremos presentar un aspecto diferente para vernos radiantes. 


Para esos casos tienes estos 10 sencillos trucos que te permitirán, con poco esfuerzo, obtener una figura más delgada.

1. Utiliza ropa interior moldeadora

La ropa interior moldeadora ayuda a lograr una figura más tonificada. Es adecuada no solo para mujeres con sobrepeso, sino también para aquellas que desean disimular su celulitis y "rollitos" en la zona del abdomen o las caderas.

Como medida de emergencia, para casos especiales, es más que una opción adecuada que puedes aprovechar.

2. Elige de forma correcta los accesorios

Los pañuelos o bufandas ajustados alrededor del cuello y las prendas de cuello de barco o de cisne hacen la figura más pesada. En su lugar, puedes poner un pañuelo en tu cuello, de tal manera que los dos extremos largos bajen por ambos lados, puedes enlazarlos entre ellos, pasar por debajo de la correa del bolso o atarlos haciendo un nudo suelto.

Es mejor optar por cuellos redondos y en forma de V o dejar dos o tres botones abiertos en la zona del cuello.También puedes utilizar collares largos, no demasiado voluminosos, pendientes pequeños, que alargan visualmente el cuello y subrayan de forma ventajosa el escote.

[ También puede interesarte: 25 consejos para adelgazar sin ponerse a dieta ]

3. No acentúes tus zonas problemáticas

A menudo, las mujeres, tratando de ocultarla, cubren alguna zona problemática con bordados y otros adornos. Pero, en lugar de lo deseado, obtienen un efecto contrario: añaden volumen a esta zona y llaman más su atención.

Por ejemplo, si no estás satisfecha con tus caderas, es mejor evitar pantalones de mezclilla con bolsillos voluminosos o un bordado. Cuanto menos acentos tengas en el área problemática, mejor.

4. Consulta tu peinado ideal con un estilista

Los peinados voluminosos y el cabello demasiado liso solo provocan un desequilibrio en la imagen final. Opta por cortes de pelo de longitud media y peinados con los cabellos del rostro hacia fuera. Los cortes de pelo cortos son ideales en caso de que la nuca esté cubierta y los mechones cerca de las orejas queden más largos.

Si separarte de tu cabello largo te resulta del todo imposible, procura asegurarte de que la mayor parte del peinado se encuentre por encima de los hombros.

5. Opta por las telas adecuadas

No compres prendas de telas muy duras, ni aquellas que te ciñan demasiado. Vale la pena renunciar a las siluetas cuadradas y a las líneas geométricas en el patrón de la vestimenta. Estas solo llamarán la atención sobre las zonas con problemas y las enfatizarán. Opta por ropa fabricada con telas suaves, de textura "caída".

6. Oscurece un tono el color de tu piel

Cuanto más bronceado se vea el cuerpo, menos destacan los kilos de más y la celulitis.

Solo es necesario seguir varias reglas sencillas:

  • Primero, purifica la piel; para lograrlo te servirá perfectamente un exfoliante. Luego humedécela con una crema especial.
  • Si tienes la piel seca, en lugar del exfoliante utiliza una esponja suave. Varias veces humece bien la piel. Presta especial atención a las rodillas y a los codos.
Cuidado: no intentes pasar muchas horas bajo el sol para obtener el tono oscuro, ni mucho menos vayas a camas solares. Es muy peligroso para la salud.

7. Domina la técnica de maquillaje contouring

El contouring te permite estrechar el rostro e incluso disimular el segundo mentón. Para conseguirlo, es suficiente con aprender cómo alternar correctamente los tonos oscuros y claros de los productos de maquillaje.

Una regla básica: todo lo que hay que ocultar, se oscurece. El resto se aclara.
También es importante recordar el orden de su aplicación: primero, utiliza el iluminador y luego aplica un tono oscuro. Y, por supuesto, no deben ser visibles las fronteras entre un tono y otro.

[ También puede interesarte: Cómo hacer que tus labios se vean más carnosos naturalmente ]

8. Mantén siempre tu espalda recta

Con una postura recta, cualquier mujer se ve más atractiva y su cintura se vuelve más fina. El mal hábito de encorvarte te resta unos pocos centímetros de tu estatura, además de que acarrea problemas de salud. Para evitarlo, al caminar mantén la espalda recta, las rodillas relajadas y las nalgas contraídas. Imagina que tienes un hilo en la coronilla que tira de ti hacia arriba.

9. Evita las prendas de tallas más grandes o más pequeñas

No te compres ropa de tallas más grandes o más pequeñas que la tuya. Esto solo destacará los desperfectos de tu figura, añadiendo visualmente un par de kilos de más. Las prendas deben ser acordes a tu talla, lo que subrayará los beneficios de tu figura y ocultará posibles defectos.

10. Elige zapatos adecuados

Para conseguir que las piernas aparenten ser más largas y la figura más esbelta, es necesario elegir zapatos de colores claros, ya sea arena o beige, similares al color de tu piel. O bien opta por zapatos que hagan juego con el tono de tus medias o pantalones. Gracias a este sencillo truco, el calzado, de manera natural, dará continuidad a la línea de tus piernas.

También es mejor dar preferencia a los zapatos sin correas ajustables en el tobillo, ya que estas cruzan visualmente la línea de las piernas, dando la sensación de que son más cortas de lo que realmente son.

Fuentes:
Comentarios