¿Dormirías en una cama gigante con toda tu familia? Ellos tomaron una decisión polémica

Compartir
¿Dormirías en una cama gigante con toda tu familia? Ellos tomaron una decisión polémica

Un exjugador de rugby de Belfast (Irlanda del Norte), y su esposa, una profesora de yoga, conforman una pareja que comparte una cama de casi seis metros, para ellos y sus cuatro hijos. Encargaron la cama gigante especialmente para este fin.


[También te puede interesar:
Los 10 errores más comunes de los padres con los recién nacidos y cómo evitarlos]  

La práctica de compartir la cama con los hijos que puede ser inusual para muchos, sin embargo, aseguran que gracias a este nuevo diseño en el cuarto, las noches se han vuelto más amenas y divertidas, además de que pueden aprovechar de los beneficios del "colecho".     


Ryan y Kim Constable junto a sus hijos

La familia

Ryan y Kim Constable generaron gran cantidad de comentarios al compartir, a través de sus redes sociales, su manera de recibir las noches en familia: en una cama de 5.5 metros. La pareja tiene cuatro hijos: Corey (11), Kai (9), Maya (6) y Jack (5).

Ahora los seis comparten una cama gigante, la cual ha sido diseñada por ambos padres, para la comodidad y distracción de todos los miembros de la familia. Un cuarto espacioso, una cama matrimonial, una mediana y otra individual son los componentes perfectos para cambiar la forma de ir a la cama, tanto de los padres como de los chicos.  

¿De quién fue la idea?

Luego de ver la imagen algunos se preguntan ¿de dónde ha surgido esta idea?, y es que, todo lo generó un comentario del hijo mayor, Corey. Un día comentó que él cuando era más chico, la mayoría del tiempo, dormía con sus padres. Punto que desencadenó toda una ola de celos y preguntas por parte de los más pequeños.

La dinámica ya estaba establecida, a medida que iban creciendo los niños, se mudaban a sus cuartos, solos, y cuando el próximo bebé nacía, sí compartía dormitorio con los padres. Con lo que ellos no contaban es que los mayores ya no querrían dormir solos, sino junto a ellos, en el mismo cuarto. Y así fue como finalmente decidieron hacer una súper cama, en donde pudieran compartir todos durante las noches, leyendo historias, jugando y hablando sobre el día, hasta que llegue la hora del sueño.

Kim junto a sus hijos

En una entrevista para el programa This Morning, Kim asegura que la principal ventaja de este invento, es que sus noches no son tan agitadas, ya que no tiene que ir de un cuarto a otro para asegurarse de que sus pequeños se encuentren bien o no.

En la entrevista, Kim también explica que los dos son muy abiertos sobre el tema de la intimidad con sus hijos y que, frecuentemente, se van juntos a dormir a la habitación de invitados para los momentos de “intimidad para adultos”. Y que además de esta práctica, también buscan de disfrutar momentos a solas, reservando un día a la semana para desayunar o cenar solos los dos, preservando así sus momentos como pareja.

Mucho se ha dicho a partir de la imagen en las redes sociales, porque hay quienes están a favor del colecho y quienes no. ¿Tú qué piensas?

Fuente:
Etiquetas: dormir, padres e hijos
Comentarios