Conoce al joven que construyó su propia oficina con 8.500 botellas de cerveza

200.8K
Conoce al joven que construyó su propia oficina con 8.500 botellas de cerveza
200.8K

Es bien sabido ya, que las botellas de vidrio vacías se pueden utilizar para gran variedad de proyectos, pero Li Rongjun ha llevado esta idea a un nuevo nivel mediante la construcción de su propia oficina con miles de botellas recicladas.


Un joven aspirante a arquitecto en China ha construido su propia oficina utilizando miles de botellas de cerveza recicladas. Ubicada en la ciudad de Chongqing, China, la oficina de Li Rongjun requirió de 8.500 botellas de cerveza, cuatro meses de trabajo y aproximadamente $ 11.000 para completarla. Para lograr su objetivo, Li recibió ayuda de su padre, quien ayudó en la instalación de las 40 capas de botellas de cerveza necesarias para crear una estructura resistente.

Li había trabajado anteriormente para empresas de construcción locales, pero su sueño de construir con botellas de cerveza era sofocado en estos entornos. "No hay creatividad y es una pérdida energía de vida estar allí", dice Li, y agrega: "No importa si tengo éxito o no, quiero darle a mi sueño una oportunidad."

La oficina de Li sirve como propósito práctico y promocional. "Quería crear una oficina artística y utilizable", cuenta Li, "este edificio es también mi carta de presentación para mis futuros planes de negocio. Esto permitirá que los inversores vean mis productos en la vida real y vean mi talento."

"Él es independiente desde pequeño. Siempre pudimos ver que tenía una fuerte determinación para crear su propio negocio" dice el padre de Li. "Cuando se propuso construir la casa de cristal, aunque somos una familia de escasos recursos, inmediatamente le dije que tendría mi apoyo completo."

Li también parece tener el apoyo de sus vecinos. "Por la noche se ve aún mejor", comenta su vecino Li Yan, "las luces están encendidas y el edificio se ilumina y parte de la luz verde brilla sobre la carretera cercana."

La construcción también cuenta con una mezcla de cemento y piedra para rellenar los espacios entre las botellas. Si bien a Li le hacen falta los estudios específicos para generar estructuras más grande y certificaciones de seguridad, sin duda su creatividad y empuje lo llevarán lejos. Al menos sus ideas pueden ser de gran inspiración para el futuro de una arquitectura que tiene en cuenta la reutilización de materiales.

Fuentes:
Comentarios