Cómo hacer tu propia silla de macramé

0
| Valoración de Usuarios:
413.9K
Cómo hacer tu propia silla de macramé
413.9K

El macramé es una forma textil que se da a partir del anudamiento de materiales tales como cuerdas hechas de hilo de algodón, lino, cáñamo, yute, cuero o hilo. Se pueden hacer muchas con esta técnica milenaria, como por ejemplo colgar tus macetas o hacer una silla para jardín como se muestra a continuación.


Para esto necesitarás:

- 3 varillas cilíndricas de madera de 3 cm de diámetro y 76 cm de largo
- 2 varillas cilíndricas de madera de 1,5 cm de diámetro y 92 cm de largo
- 182 metros de cuerda  de 0,6 cm de grosor aproximadamente.
- 7 metros de cuerda de 1,2 cm de grosor aproximadamente.
- 4 tornillos para madera de 2,5 cm
- Taladro
- Cinta medidora
- Tijera





Instrucciones

1) Cuando midas y perfores las varas cilíndricas de madera, asegúrate de que todos los agujeros estén nivelados y alineados entre sí para que el marco sea perfectamente cuadrado. En dos de las barras de 3 cm de diámetro, mide y haz dos marcas: una a 5 cm y la otra a 9 cm. Haz esto en cada extremo de la barra. La tercera barra cilíndrica de 3 cm de diámetro, tendrás que marcarla únicamente a 9 centímetros de cada extremo.

2) Perfora un agujero de 0,5 cm en cada una de las marcas de 9 cm y un agujero de 1,5 cm en cada una de las marcas de 5 cm. Comienza a hacerlo con una broca pequeña y trabaja a partir de allí. Si tienes una broca de punta de pala puedes usarla para facilitar este trabajo.

3) Lija los agujeros para quitar cualquier astilla.

4) Haz un marco cuadrado para el asiento deslizando cada una de las pequeñas varillas en los agujeros de 1,5 cm de diámetro que has hecho en las varillas anchas. Deja que sobresalgan aproximadamente 5 cm en cada extremo.

5) Asegura las varillas entre sí, perforando con un tornillo de 2,5 cm.

6) Antes de comenzar con el proceso de macramé, cuelga el marco de manera que esté a una buena altura para trabajar. Donde estés cómodo y no fuerces demasiado la espalda o el cuello.

7) Usando la soga más gruesa, corta 16 piezas de 8 metros. Puede parecer bastante hilo, pero a medida que empieces a anudar verás cómo se va "acortando" rápidamente.
Toma una de las cuerdas y dóblala a la mitad. Envuelve el lazo alrededor de la varilla, de adelante hacia atrás. Pasa los dos hilos del extremo a través del lazo (como se ve en la foto del extremo superior derecho). Repite este paso con todas las piezas. Tendrás, en total, 32 cuerdas colgando.

8) Para crear el asiento harás uso del nudo cuadrado simple. Comenzando con los primeros cuatro hilos, toma el hilo de la izquierda y crúzalo por encima de los dos del centro y a continuación pásalo por debajo del hilo de la derecha (es decir, el cuarto hilo).

9) Toma el hilo de la derecha y crúzalo por debajo de las dos cuerdas del centro. Luego llévalo hacia arriba a través del agujero, por encima de la cuerda de la izquierda.

10) Para completar la segunda mitad del nudo, tienes que hacer lo mismo a la inversa. Toma la cuerda de la derecha y crúzala por sobre las dos cuerdas del centro y luego por debajo de la cuerda izquierda. A continuación, toma la cuerda de la izquierda y crúzala por debajo las cuerdad del centro y hacia arriba a través del agujero, pasándolo por encima de la cuerda de la derecha. Tira de ambas para apretar el nudi y continúa con el resto de las demás tiras.

11) La siguiente fila también utiliza el mismo nudo cuadrado, pero comienza con la tercera cuerda. Es decir que utilizarás dos tiras de cada sección. Cuando anudas, asegúrate de mantener todo parejo. Continúa repitiendo este proceso hasta llegar al final de todas las cuerdas.

12) Repite el patrón. Al igual que al principio, haz un nudo cuadrado con las cuatro primeras cuerdas y trabaja esta forma en filas. A continuación, utiliza la tercera cuerda para empezar la siguiente fila. Continúa repitiendo el patrón.

13) Continúa anudando hasta que el tejido sea de aproximadamente 14 metros de largo. El resultado final del tejido debe ser más largo que el marco del asiento.

14)  Para unir los extremos de la parte inferior con el marco, envuelve las cuatro cuerdas de cada sección alrededor de la vara de madera y haz un nudo.

15) Ata un segundo nudo. Divide en dos las cuatro cuerdas y ata los pares entre sí. Tira tan fuerte como puedas para asegurarlo.

16) Corta los extremos. Puedes deshilacharlos o dejarlos tal como están.

17) Corta 3 metros de la cuerda mas gruesa (de 1,2 cm de grosor), dóblala a la mitad y ata un nudo a algunos centímetros de la parte superior, formando un lazo.

18) En este punto, si puedes colgar la cuerda en un lugar temporal por el lado de lazo, te será mucho más fácil asegurarte de que todos las cuerdas estén parejas al ir avanzando.
Utiliza la tercer varilla, la cual tiene solamente 2 agujeros. A través de éstos pasa a un lado y al otro la cuerda y ata un nudo, dejando un poco de cuerda sobrante. Desde el lazo superior hasta la vara deberían haber aproximadamente 50 cm de cada lado.

19) Continúa con el mismo trozo de cuerda y pásala a través de la parte superior del marco de la silla. Deja 75 centímetros entre cada vara. Ata un nudo flojo por si necesitas hacer ajustes más adelante.

20) Corta dos cuerdas (de las gruesas) de 1,6 metros cada una. Comenzando en la parte inferior del marco, pasa una una cuerda por cada agujero a cada lado y ata un nudo flojo. Esta vez, el nudo debe estar por debajo de la vara con la cuerda que se asome por arriba.

21) Lleva la cuerda hacia arriba, en dirección a la tercera vara (la que está mas arriba) y envuelve la soga alrededor de la misma con un nudo flojo. Debes dejar 1,5 metros entre esta vara y la de la parte inferior del marco de la silla.

22) Ahora puedes colgar la silla en un lugar permanente usando un gancho robusto en su patio o terraza. Asegúrate de que todas las cuerdas estén parejas. Si necesitas hacer cualquier ajuste, este sería el momento para hacerlo. Una vez hechos, aprieta y ajusta todos los nudos.

Ten cuidado al sentarte en la hamaca la primera vez. Las cuerdas se expandirán un poco, cediendo a tu peso. Una vez que sientas estabilidad, corta el exceso de cuerda que cuelga debajo de los nudos o déjalos tal cómo están.

¡Disfruta de una tarde la sol en esta silla hecha con tus propias manos!

Fuente:
Comentarios