Cómo hacer cortinas romanas económicas

42.0K
Cómo hacer cortinas romanas económicas
42.0K

Al momento de decorar y renovar el hogar para darle un nuevo aspecto, las cortinas suelen ser uno de los primeros elementos en los que solemos reparar, ya que son un elemento clave que pueden modificar todo un ambiente, aportándole color y estilo.  


Dentro de las opciones posibles, las cortinas romanas resultan ideales para los ambientes reducidos, ya que no ocupan mucho espacio, pueden plegarse verticalmente y adaptarse a las ventanas de todos los tamaños, sin ocupar más lugar que las dimensiones de la misma abertura. Además, a diferencia de las cortinas de tela convencional, puede generar diferentes niveles de luminosidad según la altura que elijas darle.  

Están confeccionadas con un panel de tela que cuenta con un sistema interno de varillas horizontales cosidas a intervalos regulares por dentro para que pueda plegarse como un acordeón, volviéndose una opción simple, práctica y con estilo.  Se recomiendan para ventanas fijas o corredizas, pero no en aquellas que se abren hacia adentro

Además, hacerlas tú mismo no es tan difícil como crees. En esta nota aprenderás cómo hacer tus propias cortinas romanas de manera económica y sencilla. ¡Anímate a hacerlas!


cortinas romanas

Materiales

  • 1 persianas plásticas plegables
  • Tela del tamaño de la ventana 
  • Pegamento para tela
  • Tijeras
  • Regla y lápiz
  • Hilo y aguja, o máquina de coser
  • Cinta métrica

Procedimiento

cortinas romanas- dobladillo

1. Toma las medidas de la ventana y corta una tela del estampado o color que te guste según el tamaño que necesites, calculando unas pulgadas extra en cada lado. Hazle un pequeño dobladillo hacia adentro para evitar que la tela se deshilache con el uso. 

cortinas romanas-

2. Toma la persiana, ábrela en una superficie plana y corta las cuerdas que sujetan los listones juntos, procurando no hacerlo con las cuerdas interiores más extensas que atraviesan todo el centro. Ahora quita la última barra, dejándo solamente el primer listón y las cuerdas centrales. 

cortinas romanas-medir

3. Mide dónde quieres que los listones estén en tu cortina romana, es decir, cuántos pliegues quieres que tenga. En este caso, para una tela de 42 pulgadas de largo, se ha calculado un listón cada 7 pulgadas. Traza entonces con una regla líneas en la parte posterior de la tela según esta medida.

cortinas romanas- pegar listones

4. Con la cola para tela, pega los listones en las líneas que has trazado, procurando hacerlo lo más recto posible y que la tela se encuentra bien estirada (si no es así, puedes antes plancharla).

cortinas romanas-atar

5. Ahora debes volver a pasar las cuerdas centrales por los orificios de los listones pegados, como si estuvieras tejiendo. Quizás debas separarlos un poco de la tela para poder hacerlo.

6. Vuelve a colocar también la barra inferior que haz quitado antes, pasando las cuerdas por los orificios y haciendo fuertes nudos en la base para asegurarlos.

cortinas romanas-unir

7. Por último, si quieres puedes ocultar la barra superior blanca con un trozo extra de tela.

¡Y listo! Cuélga tus cortinas donde más te guste, montándolas en la ventana o la pared. 

En el siguiente video (en inglés) podrás ver el paso a paso y en detalle un modo similar de construir estas cortinas, en el que incluso no deberás quitar el listón inferior: 

cortinas romanas- modelo

Y a tí, ¿adónde te gustaría colocarlas?

Fuentes:
Etiquetas: decoracion, diy
Comentarios