13 remedios naturales para tratar a tus mascotas

Lu B. por
1
Compartir
13 remedios naturales para tratar a tus mascotas

Si intentas mantenerte alejado de los fármacos y los químicos, probablemente quieras lo mismo para tu mascota. Aunque no se difundan tanto, también existen soluciones naturales para tratar a los animales. Antes de aplicarlas, es aconsejable consultar con un veterinario. Al igual que las personas, cada mascota es diferente y puede reaccionar de manera distinta a los tratamientos.


1. Usa manzanilla para la piel irritada
 La manzanilla tiene propiedades desinfectantes y antiinflamatorias. Mata hongos y bacterias que pueden ocasionar irritaciones menores en la piel de tu mascota.

Prepara un té de manzanilla bien concentrado. Viértelo en una botella con atomizador y deja que se enfríe por completo en el refrigerador. Rocíalo sobre las zonas donde tu mascota tenga la piel irritada. Notarás que siente un alivio inmediato.

2. Avena para calmar la comezón
Si tu mascota tiene mucha comezón y le gusta darse baños, esta opción será perfecta. Incorpora avena molida, como la que se usa en la comida de los bebés, en un recipiente lleno con agua tibia. Lo ideal es que sea lo suficientemente grande como para que quepa tu mascota. Esta preparación aliviará las molestias ocasionadas por alergias e infecciones.

Si tu perro es demasiado grande como para sumergirlo en un recipiente, prepara una pasta mezclando agua y avena. Aplícala en la zonas afectadas, déjala actuar por 10 minutos y enjuaga con abundante agua.

3. Aceites esenciales para aliviar la picazón de un gato
Las causas de la comezón pueden ser diversas: pulgas, caspa o alergias. En cualquier caso, puedes diluir unas gotitas de aceite esencial de romero o menta y aplicarlo sobre las zonas más afectadas. Si tu gato no responde bien a este tratamiento, aplica compresas de aloe vera o de una infusión preparada con hierba gatera.

4. Aceite de coco para pieles secas
Si tu mascota tiene la piel seca, masajéalo con un poco de aceite de coco. Ten en cuenta que su pelaje quedará bastante engrasado. Es por ello que es mejor aplicarlo una hora o dos antes de bañarlo.

5. Arándanos para gatos con problemas urinarios
Los gatos, especialmente los machos, son propensos a tener problemas urinarios. Si esto sucede, agrega un poquito de jugo de arándano natural (sin endulzantes) en su tarro de agua. Consulta con un veterinario para conocer la dosis apropiada.

6. Calabaza para animales constipados o propensos a tener diarrea
El puré de calabaza puede hacer maravillas en animales con constipación o diarrea. Sin embargo, no siempre da resultados. Puedes intentar resolver el problema con este alimento, ya que no le hará ningún daño a tu mascota. Si los síntomas son leves y persisten por un día o dos, consulta con un veterinario.

7. Trata las pulgas de manera tópica con cítricos
El ácido cítrico es un excelente repelente para las pulgas. Puedes frotar un poco de jugo de limón, naranja o lima sobre el pelaje de tu mascota.Otra opción es preparar un aerosol. Para ello, debes cortar seis limones y hervirlos en un litro de agua durante cinco minutos. Deja los limones en remojo durante la noche para que su jugo y aceites se mezclen bien con el agua. Al día siguiente, vierte el líquido en una botella con atomizador (no reutilices una que haya contenido sustancias químicas). Puedes guardar la preparación en la heladera durante una semana. Para usarla, rocía un poco sobre el pelo de tu mascota luego de bañarla. Deberás aplicarla de nuevo cuando el aroma a limón se haya disipado.

Ten la precaución de mantener el líquido lejos de los ojos de tu mascota. Ten en cuenta que esta solución es mejor para los perros que para los gatos. A estos, al igual que a las pulgas, tampoco les gusta demasiado el aroma cítrico.

8. Combate las pulgas con levadura
A las pulgas también les disgusta la levadura. Si incluyes un poco en la comida de tu mascota, su sangre dejará de ser sabrosa para ellas.

Usa una cucharadita de levadura nutricional por día para gatos y perros pequeños. Para perros de más de 23 kg incorpora una cucharada diaria. Algunos animales son intolerantes a la levadura y reaccionan con un sarpullido alérgico en la piel. Discontinúa el tratamiento inmediatamente si esto sucede.

9. Haz un collar antipulgas para tu perro
El aceite esencial de geranio es excelente para repeler las pulgas. Aplica algunas gotas sobre el collar de tu perro para crear un collar antipulgas natural. No se recomienda recurrir a esta opción para los gatos.

10. Higieniza a tu mascota
El agua es el remedio más eficiente para eliminar las pulgas. Es por eso que es importante que bañes a tu mascota frecuentemente. Esto se aplica más a los perros que a los gatos.

Para hacer un jabón libre de químicos ralla tres o cuatro cucharadas de jabón de castilla sólido. Añade cuatro tazas de agua caliente y bate hasta que el jabón se derrita por completo. Cuando esto suceda, agrega una taza de vinagre blanco o vinagre de manzana. Vierte todos los ingredientes en una botella. Agítala bien antes de usarla.

11. Higieniza tu casa
No alcanza solamente con bañar a tu mascota. También deberás ocuparte de limpiar bien tu hogar. Aspira los lugares que tu gato o perro frecuentan más seguido, incluyendo los sillones y las sillas. También deberás lavar bien su cucha y desinfectar los pisos. Haz clic aquí para aprender a preparar desinfectantes naturales

12. Trata los rasguños con solución salina
Los gatos son muy territoriales. Es por ello que suelen involucrarse en peleas. Si fue arañado y la herida es menor, puedes tratarla tú mismo. Para ello, prepara una solución salina mezclando agua y sal o compra una en la farmacia. Limpia el área dañada con ella y recorta un poco el pelaje que la circunda. Si la herida se inflama o infecta, lleva a tu mascota al veterinario.

13. Usa platos de metal o de vidrio
Los recipientes de plástico albergan bacterias que pueden ser dañinas para tu mascota. Escoge platos de vidrio o de metal y lávalos bien al menos una vez por semana.

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. 

Fuentes:
Comentarios