Esta historia nos motiva a seguir pensando alternativas para cuidar de nuestro mundo