Está en nuestras manos cambiar esta situación