Cambiar los hábitos en pequeñas costumbres puede significar un cambio global muy importante