volveremos al campo a vivir, ubuntu

Compartir
volveremos al campo a vivir, ubuntu

La simbiosis con la naturaleza y el compartir en una comunidad, sirviendo, para crecer todos...

"La sociedad funciona a través de la cooperación, no de la competencia. Yo soy quien soy por quienes somos nosotros", es el lema de las comunidades de UBUNTU en el  África.  

Un mundo mejor
Ubuntu: lo que África puede enseñarnos
Ubuntu significa que “una persona es una persona solo a través de las otras personas”.
"Una persona con Ubuntu está abierta y disponible para los otros, se afirma en los otros y no se siente amenazado por las capacidades ajenas"
O sea que por nosotros mismos, sin la comunidad, no somos nada. “En un entorno que a menudo puede ser muy hostil -como pasa en muchas partes de África, con animales salvajes, enfermedades como la malaria, etc.- una persona sola está perdida. Para sobrevivir, para alimentarse, guarecerse y sentirse protegido, necesita de otras personas”. Quien habla así es Johann Broodryk, un filósofo surafricano que dedicó su tesis doctoral sobre el Ubuntu y que hoy es uno de sus máximos estudiosos.El Ubuntu es, pues, la base ideológica del comunitarismo africano. Una visión del mundo donde no es que la persona individual se tenga que someter a la comunidad -como pasaría en los estados autoritarios- sino que hay una síntesis entre individuo y comunidad para crecer juntos. “Es muy iluso -continua Broodryk- pensar que con solo nuestro esfuerzo individual podremos progresar. La envidia que nos hace que le pongamos la zancadilla a nuestro vecino no solo es un mal sentimiento, también es una estupidez. Todo es mucho más fácil si trabajamos con nuestro entorno y aprovechamos las sinergias”.

A pesar de lo que podría parecer a primera vista, el Ubuntu no es una filosofía aplicable a comunidades rurales, sencillas o pequeñas. También puede servir como modelo en nuestras sociedades masivas y altamente complejas.
Comentarios