Virgen de las Ánimas: vida embotellada

130
Virgen de las Ánimas: vida embotellada
130

El Agua Mineral Natural Virgen por sus toques sutiles de suavidad devuelven a las comidas y los vinos toda su dimensión.

El agua es vida. Nuestro organismo está compuesto en un 70% por agua. La hidratación es indispensable para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y mente. Cada día, un adulto promedio pierde unos 3 litros de agua en condiciones normales; esa agua debe remplazarse. La perfecta composición físico-química y la suave mineralización de Agua Virgen, le otorgan un sabor plausible que, además, regula nuestra temperatura corporal y favorece la eliminación de toxinas.

El agua Virgen es 100% natural y orgánica. Está libre de nitratos y no es tratada o intervenida de ninguna manera. Posee una perfecta combinación de minerales y oligoelementos naturales esenciales, los cuales son asimilados más rápida y efectivamente por nuestro cuerpo que los contenidos en los alimentos. El perfecto balance entre dureza cálcica y magnésica de agua Virgen es equivalente al que tiene nuestro organismo, por tanto, es óptimo para la digestibilidad de los alimentos y los requerimientos del mismo. Agua Mineral Natural Virgen, por su mínimo contenido de sodio (5,6 mg/l) preserva nuestra salud y belleza día a día.

El Agua mineral artesiana Virgen descansa en las profundidades del Cerro Arequita. Se le debe su nombre (Are, Cua, Tia) “Río de la Alta Cueva de Piedra”, a los Guaraníes, amerindios que habitaron este santuario natural en épocas pre-colombinas.
Muchas leyendas y pasiones se tejen en torno a este Cerro.

Desde tiempos inmemoriales, el Arequita fue considerado como un lugar sagrado, y se dice que las ánimas del pasado siguen encantando este lugar místico, donde la paz, armonía, frescura y vitalidad invaden al visitante al llegar a estas tierras.
Uruguay posee uno de los más bajos niveles de contaminación en el mundo. Aquí, la naturaleza se halla en estado prístino como al principio de los tiempos preservando la pureza de nuestra agua.

El acuífero artesiano es una cámara confinada y presurizada debajo del nivel de la tierra que no tiene salida a la superficie ni contacto con otros acuíferos. Como resultado, el agua entra en contacto únicamente con la roca caliza, que lo guarda y nutre.
Allí descansa durante decenas de años, hasta que es extraída y directamente embotellada.

Y así, la Naturaleza filtra, nutre y equilibra perfectamente sus minerales y oligoelementos otorgándole una óptima virginalidad evidenciada por la ausencia de nitratos (contaminantes) que la hacen una de las aguas más ricas, livianas y puras del mundo. Un regalo de la naturaleza para nuestro deleite.
De la misma manera en el que el agua ha sido conservada en el acuífero es embotellada, en su fuente, en una planta ecológica de última generación.

La planta industrial ha sido diseñada de forma de mantener inalterable la excepcional calidad natural del agua Virgen, y de lograr el más alto grado de eficiencia a nivel productivo, siendo a su vez respetuosa con el medio ambiente.
No se utilizan combustibles fósiles ni productos químicos que no sean biodegradables.





Cerro Arequita, Uruguay.
Etiquetas: agua, mineral, natural
Comentarios