VIAJANDO SIN EQUIPAJE

96
VIAJANDO SIN EQUIPAJE
96

 “Érase una vez una pequeña partícula de polvo que luego de mucho tiempo flotando en el aire y nadando en el agua dio su primer pálpito y con éste su primer suspiro. Así, luego de varios meses por fin dio su primera patadita, ya estaba por nacer un gran y magnífico ser fabricado por el más grande y único poder de la creación; Dios. He aquí donde una nueva vida comienza, donde un nuevo suspiro será el primero de muchos durante la existencia. Este es el principio de un nuevo ciclo donde hay un solo Dios, unos ángeles que nos guardan y dos seres ejemplares llenos de amor en su interior que nos regalaron la magia de vivir; nuestros padres terrenales. Una nueva carrera comienza para cada ser humano desde el momento en el que decide nacer, cada segundo desde el principio cuenta, cada instante es un tesoro que no se debe desperdiciar.  Muchos pasan la vida tratando de encontrar la felicidad aquí o allá, viajan al norte, al sur, al este y al oeste, y al final se sienten tan infelices igual o peor desde cuando iniciaron el viaje, todo esto por la sencilla y única razón; que no se conocen en su esencia. Aunque en realidad son muy pocos los que saben ser felices sin moverse a ningún lado. El ser humano esta dotado con infinitos poderes otorgados por Dios, uno de ellos es el poder de nuestra mente, fuimos creados a su imagen y semejanza, él es creador por lo tanto, tú también eres creador/a, creas a cada momento con tu mente y a través de tus palabras.  Lo que ves a simple vista es irreal, lo real va más allá de lo que puedes ver con tus ojos físicos; todo lo que te rodea, incluyéndote, es energía.  Las páginas siguientes están orientadas a exaltar la importancia del ser humano único en su esencia desde una perspectiva de crecimiento espiritual. Para amar a los demás hace falta un solo requisito y es amarse a sí mismo desde el amor interno del ser.  “La felicidad no es una estación a la cual hay que llegar, sino es una manera de viajar”. Lo que mi mente puede concebir, creer y desear se puede lograr, así de simple. Dar sin esperar nada a cambio es un gran paso en nuestra evolución. William Shakespeare decía: "Siempre me siento feliz, ¿sabes por qué? porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele”.   Los siguientes párrafos es parte modificada de un escrito original de Shakespeare que una vez me llego a mi móvil a través de una cadena y de una u otra forma es la verdadera realidad de la vida, y he decidido compartirla contigo:   Los problemas no son eternos, siempre tienen solución, lo único que no se resuelve es la “muerte” y aún para esto, hay esperanzas. No permitas que nadie te insulte, te humille o te baje la autoestima, nada ni nadie te puede hacer sentir mal o inferior al menos que tú se lo permitas. Los gritos son el alma de los cobardes, de los que no tienen razón. Siempre encontraremos con gente que te quiere culpar de sus fracasos, y cada quien tiene lo que se merece. Hoy te pregunto: ¿Has sentido que tu vida, tu trabajo, tu familia, tus amigos no son lo que soñaste?, ¿Has querido decir ¡basta! no vale la pena el esfuerzo, esto es demasiado para mí? ¿Estás cansado/a de recomenzar del desgaste de la lucha diaria, de la confianza traicionada, cuando estabas a punto de lograrlo? Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante, hermoso, talentoso, fabuloso, exitoso…? En realidad, ¿Quién eres tú para no serlo?, eres hijo de Dios, hacerte de menos no es brindar un servicio al mundo. Cuando tus acciones sean tan desnudas en duración como largas en resultados, cuando puedas caminar junto al pobre sin olvidar que es un hombre y junto al rico sin pensar que es un Dios, cuando sepas enfrentarte a tus errores tan fácil y positivamente como a tus aciertos entonces estas viajando en la felicidad. Hay que ser fuertes y levantarse de los tropiezos que nos pone la vida, para avisarnos que después de un túnel oscuro y lleno de soledad, vienen cosas muy buenas. “No hay mal que por bien no venga”.   Por eso, disfruta la vida que es muy corta; ámala, se feliz y siempre sonríe. Solo vive intensamente para ti y por ti. Recuerda: Antes de discutir; respira, antes de hablar; escucha, antes de escribir; piensa, antes de herir; siente, antes de rendirte; intenta, antes de morir; vive. La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás y a admirar sus cualidades. Quien no valora lo que tiene, algún día se lamentará por haber perdido y que quien hace mal algún día recibirá su merecido. Si quieres ser feliz haz feliz a alguien, si quieres recibir, da un poco de ti, rodéate de buenas personas y sé una de ellas y trata de alejarte de esas personas tóxicas que te roban energía, sin ninguna emoción negativa, bendícela y continúa tu camino. Recuerda, a veces de quien menos esperas es quien te hará vivir buenas experiencias. Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro. Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida. Aún con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa “Estoy bien”    Les deseo un gran viaje, devoren este regalo que he hecho con el amor más profundo de mi ser, compartan con los demás sus enseñanzas y apliquen en sus vidas lo que deseen emprender en este hermoso viaje. Bienvenidos.                     Dios les bendiga.  DM.     


CONTINUARA...

Comentarios