Verrugas planas: por qué salen y 5 formas de desaparecerlas

Compartir
Verrugas planas: por qué salen y 5 formas de desaparecerlas

Las verrugas son consecuencias de algunos de los más de 180 tipos del virus del papiloma humano. Son protuberancias, casi siempre indoloras y suelen aparecer en distintas partes del cuerpo, pero es común que surjan en la cara, manos, espalda y a veces en los pies.  


Existen las verrugas comunes, verrugas plantares que se encuentran en las plantas de los píes y pueden ser dolorosas, las subungueales y periungueales que pueden llegar a aparecer alrededor de las uñas de las manos y pies. Y también las planas, que son de las que hablaremos a continuación.  

Las verrugas planas suelen formarse en la cara y frente de los niños. A pesar de que pueden salir durante la adolescencia, eso es raro. Tampoco es común que un adulto tenga este tipo de verrugas. Estas son verrugas indoloras, fáciles de tratar en casa.  Aquí algunos trucos.

Piña

pina

Usando una pieza fresca de piña, aplícala sobre la verruga tres veces al día. Las encimas y los ácidos naturales de esta fruta son fuertes para combatir las verrugas y hacerlas desaparecer.   

Ajo

ajo

Usa ajo y mézclalo con agua, machaca y revuelve hasta que tengas una sustancia pastosa. Aplica en la verruga plana y ponle una cinta encima. Repite varias veces al día el mismo procedimiento y en unos días la verruga debería desaparecer.  

Vitamina C

vitamina

Usa pastillas o tabletas de vitamina C y así como con el ajo, mezcla agua hasta que tengas una sustancia pastosa. Repite el mismo procedimiento e incluso puedes intentar poner algo de vitamina E para que sea más eficiente.   

Polvo de hornear y ricino

aceite

Con dos cucharadas de ricino y una cucharadita de polvo de hornear crea una mezcla para después aplicarla en la verruga, tapar y dejar reposar durante toda la noche. Aproximadamente toma un mes, pero los resultados son efectivos.   

Zumo de cebolla y sal

cebolla

La cebolla contiene propiedades y compuestos sulfurosos que actúan como un antiviral que sirve para combatir el virus, por lo que además de ayudar a eliminar verrugas, las previene. Si quieres que los ácidos de la cebolla sean eficientes, corta la cebolla en pequeños trozos, colócala en un recipiente y ponle una cucharadita de sal para después deja que repose 10 minutos. Licúa y sumerge un trozo de algodón en el zumo y aplícalo en la verruga repitiendo una vez al día hasta que ésta desaparezca.  

Recuerda que si los síntomas persisten y las verrugas no desaparecen, lo mejor es consultar a un dermatólogo para que te explique cuál es el problema. Cada persona es distinta y aunque algunas necesitan de unos días para desaparecer sus verrugas, otras sí necesitan ayuda profesional.  

Fuentes:
Comentarios