Variedad de enredaderas para espacios interiores y exteriores

81.3K
Variedad de enredaderas para espacios interiores y exteriores
81.3K

Variedad de enredaderas para espacios interiores y exteriores

 

Las trepadoras o enredaderas son una excelente opción para decorar tanto espacios exteriores como interiores, dando un toque espectacular a un jardín, una terraza, un muro, una pérgola, etc. Crecen según las vayas orientado, obteniendo resultados perfectos.

Hay una gran variedad, y pueden destacar por tener flores muy llamativas o por ser sus hojas muy decorativas a pesar de no tener flores.

una-trepadora-llamativa-y-de-gran-belleza-la-buganvilla_ct0g5

Aquí te dejamos algunas especies que puedes plantar para generar un espacio muy bonito y llamativo:

Hiedras

Es de hoja perenne y dura mucho años ya que es una de las más resistentes. Hay distintas variedades con diferentes tamaños, formas y tonalidades de las hojas, siendo algunas blancas y otras amarillas. Necesita estar en zonas de sombra, y el suelo debe estar húmedo durante los primeros años.

216

Ficus tapizante

Es una trepadora perenne que tiene variedades con hojas en blanco o amarillo. Necesita estar en un lugar de semisombra y que nunca le dé el sol directo ya que le quemaría las hojas. No se recomienda para zonas con mucho frío en invierno ya que no soporta las heladas, y si está en interior debes sacarla al exterior un par de horitas cada mañana.

ficus_pumila

Enamorada del muro

También llamada “Parra virgen”, es un arbusto caducifolio que crece mucho y de forma rápida, y es especialmente interesante porque en otoño sus hojas adquieren un tono entre naranja y rojo que es muy llamativo. Se recomienda especialmente para cubrir muros y paredes y no necesita podarse.

enamorarse-de-la-pared-a

Dama de noche

Es una de las trepadoras más bonitas. No solo es preciosa sino que desprende un aroma muy agradable, así que es perfecta para crear un ambiente llamativo y aprovechar el aroma que nos da cuanto estamos debajo de ella.

7734790282_6e0a21650d_z

Glicinia

Es una trepadora espectacular con un color lila precioso que consigue cubrir cualquier zona en poco tiempo.

Glicinas Fujieda

Campanillas

En zonas con climas fríos se cultiva como planta anual ya que solo vive un año, mientras que en los cálidos se convierte en planta perenne ya que vivirá varios años.

Es de crecimiento rápido.

imagenes_CAMPANILLA_f5d5c50a

Parra de uvas

Es perfecta para cubrir una pérgola ya que es caducifolia y no tapará el poco sol que haya en invierno. Sus tallos son retorcidos, y quedan preciosos cuando se caen las hojas en invierno. Además, produce frutas, las uvas, deliciosas y en diferentes variedades. Lo malo que tiene es que la vid suele atraer insectos.

uvas_en_parra

Rosal trepador

Es uno de los más conocidos y de los que más éxito tiene, especialmente entre los amantes de los rosales. Solo florece una vez al año, durante la primavera, pero lo hace de forma tan abundante que cubrirá toda la trepadora.

American-Beauty-Climbing-Roses_400

Buganvilla

Florece de forma espectacular y si el invierno es frío pierde las hojas, pero después rebrotan.

Foto1138

Madreselva

Es una de las trepadoras que más rápido crece, cubriendo rápidamente una vaya o muro.

am_25250_469072_711808

Pasionaria

Florece durante mucho tiempo y tiene varias especies, todas con flores preciosas y algunas incluso con frutos comestibles.

passiflora-sp-pasionaria-flor-de-la-pasion

Consejos para transplantar una enredadera:

- Las enredaderas o trepadoras de tamaño medio o grande tienen un poco de complicación a la hora de realizar el trasplante, lo que supone que en la mayoría de los casos no se hace. Se suele descartar su trasplante ya que al estar pegada a un muro o pérgola es muy difícil poder separarla toda sin que se parta, además de que tendrías que podar todas sus ramas para poder hacerlo y no merecería la pena ya que te quedarías prácticamente con una planta pelada.

- Hay especies que tienen más facilidades a la hora de ser trasplantadas ya que otras no son capaces de superar el hecho de que se le rompan la mayor parte de sus raíces. De todas formas, todas las plantas sufren un pequeño trauma cuando las trasplantas ya que pierden parte de sus raíces, así que siempre necesitan un tiempo para poder recuperarse.

- El trasplante de la enredadera debes hacerlo cuando la planta esté en época de descanso, lo que siempre es invierno. Nunca lo hagas cuando está en la fase de crecimiento ni en primavera o verano ya que la dejarías sin raíces en el momento en el que las flores y hojas más las necesitan. El otoño también puede ser una época buena aunque no en zonas en donde son cálidos y las plantas siguen creciendo. Evita los momentos invernales en los que hay heladas y mucho frío para que las raíces no sufran demasiado.

- A la hora de hacer el trasplante, asegúrate de que la tierra está un poco húmeda antes de excavarla y haz una poda importante para reducir la longitud de las ramas y que su traslado sea más sencillo.

- Si la enredadera es pequeña envuelve el cepellón con un plástico duro o una lona y átalo fuere para que no se rompa ni se desmorone. Si es de tamaño grande tendrías que envolverlo con una tela metálica y luego aplicarle escayola para asegurarte de que se mantiene en buenas condiciones.

- Cuando lo hayas trasladado a su nueva ubicación debes plantarlo haciendo un bueno hoyo y mezclando la tierra con abono orgánico. Riégalo para que pueda empezar la fase de brote y procura que nunca se quede seco ya que sus raíces están débiles a causa del trasplante y necesitan mucha agua para volver a desarrollarse.

Fuente:

http://jardinplantas.com/

Comentarios