Usa este ritual para invocar al Arcángel Rafael y solicitar su apoyo

Compartir
Usa este ritual para invocar al Arcángel Rafael y solicitar su apoyo

Los Arcángeles son, tradicionalmente, el nexo más concreto entre la tierra y el cielo.


Los Arcángeles son 7 y cada uno tiene una misión; si bien todos nos acompañan siempre, cada uno estará más presente cuando más se lo necesite.

Teniendo en cuenta esto, debes saber que el Arcángel Rafael es el que está abocado a la sanación. No sólo ayuda a quienes están pasando por un proceso de sanación personal: también es el que guía a los que trabajan en la sanación de los demás.

Si hay algo en ti que debe ser curado, ya sea físico o emocional, lo mejor que puedes hacer es invocar al Arcángel Rafael. Él guiará tu proceso, y hará que sea mucho más fácil alcanzar la sanación de tus problemas.

Ritual para invocar al Arcángel Rafael

Arcágel Rafael

Si has decidido que necesitas invocar al Arcángel Rafael, tienes que hacer un ritual muy sencillo. Si puedes, realízalo un día jueves, pues el día de este ángel, y preferentemente por la noche.

  • El color del Arcángel Rafael el es verde, así que vas a necesitar una vela de ese color. Si quieres estar todavía más en sintonía con él, puedes vestir de verde o tener un cuarzo de ese color a mano. 

  • A continuación, toma un lápiz y un trozo papel pergamino o papel madera. 

  • En él, escribe aquello que te preocupa, te molesta. Eso que necesitas sanar. 

  • Enrolla el trozo de papel, a modo de diploma. Luego, prende la vela verde que tenías preparada y con la llama, enciende el papel. 

Arcágel Rafael

  • Mientras se quema el papel, piensa en el Arcángel Rafael al que estás invocando, y di esta plegaria:

Amado Arcángel Rafael, médico divino, acude a mí con tu preciada Llama Verde de Sanación y ayúdame a alcanzar el bienestar físico, emocional y mental.

Por favor realiza una visita de sanación a (decir nombre de la persona que se quiera ayudar, familia o mascota) y bendícelo con tu toque.


Trae a nosotros la manifestación de la Salud Divina, aquí, ahora y siempre.


Amén.


  • Finalmente, recoge las cenizas del papel incinerado, y arrójalas al aire libre de la noche. 

Tu problema se irá con ellas, de la mano del Arcángel Rafael.


Fuente:
Comentarios