Una pregunta alarmante sobre el futuro detrás de una película de moda

Compartir
Una pregunta alarmante sobre el futuro detrás de una película de moda

Es el año 2043 y la población ha crecido tanto que el mundo ha entrado en crisis. Los alimentos no alcanzan para alimentar a todos y las tierras se han vuelto improductivas. Aunque la ciencia ideó una solución que permitió volver a cultivar, gracias a las modificaciones de laboratorio, las consecuencias de esta alimentación no natural han multiplicado los embarazos múltiples.


El crecimiento de la población se ha vuelto tan peligroso que un régimen autoritario y controlador que solo permite un hijo por familia. ¿Qué pasa con el resto? Son supuestamente "congelados" hasta que el futuro sea un lugar prometedor para la vida. 

Éste es el argumento que plantea en sus inicios "¿Qué le pasó a Lunes?" ( What Happened to Monday), una película de ciencia ficción y suspenso, escrita por Max Botkin y Kerry Williamson, dirigida por Tommy Wirkola y protagonizada por Noomi Rapace, Glenn Close y Willem Dafoe.

[Lee también: ¿Por qué la película Okja se ha vuelto tan famosa?]

El planteo, aunque es fantasioso, en algo nos resuena. Se aleja de la realidad, ¿pero sería tan imposible imaginarlo?


[Lee también: 3 predicciones apocalípticas que deberías conocer]

El film cuenta la historia de Karen Settman (interpretada por Noomi como única actriz), una mujer que muere al dar a luz a siete hermanas idénticas. Su abuelo nombra a cada una como un día de la semana y se rehúsa a hacer congelarlas. Por eso les enseña a salir una por día, actuando como si no fueran hermanas, sino una misma persona. 

Pero treinta años después, Lunes sale y no vuelve. Sus hermanas la buscarán arriesgando su vida, pero en su búsqueda se encontrarán con secretos que se revelarán a cada instante. 

Aunque se trata de una ficción y por eso, todo parece estar tan exagerado que resulta inimaginable, por momentos algo nos hace ruido hacia adentro. ¿Realmente estamos tan alejados de ese futuro distópico?

Alimentos modificados genéticamente con consecuencias para la salud, tierras improductivas debido a su uso intensivo, calles atoradas de personas, exceso de vigilancia, violencia y publicidades engañosas ya están presentes hoy entre nosotros. Solo que, a diferencia de la película, aún estamos a tiempo de revertirlas. 

Datos sobre la Tierra que no tienen nada de fantástico:

  • AGROQUÍMICOS. El glifosato, herbicida comercializado por Monsanto para actuar en conjunto con las semillas modificadas genéticamente, podría generar problemas en el desarrollo normal de un embarazo. 


  • HIJOS. Un estudio publicado en Environmental Research Letters señaló que tener un solo hijo es, junto con adoptar una dieta vegetariana y evitar el carro, las 3 acciones que cualquier persona podría hacer para ayudar a detener el cambio climático. Tener un hijo menos equivaldría a evitar 58,6 toneladas de dióxido de carbono por año.

  • CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO. Un estudio publicado por la organización Population Reference Bureau (PRB) señaó que para el año 2050 habrá 9.900 millones de personas habitando el planeta y, de seguir así, se superarán los 10 millones para el 2053; una cifra que enciende una luz de alarma. Al haber más población, el entorno, los servicios y la calidad de vida se ven empeorados: pérdida de biodiversidad, explotación de recursos, escasez de alimentos y pobreza son algunos de los problemas que podrían agravarse aun más. A esto se lo conoce con el nombre de superpoblación y ocurre justamente cuando se produce una elevada densidad poblacional. 


Etiquetas: películas
Comentarios