Una mujer de 98 años se mudó a un geriátrico para cuidar a su hijo de 80

Compartir
Una mujer de 98 años se mudó a un geriátrico para cuidar a su hijo de 80

Madre solo hay una, y nunca se deja de serlo. Una madre inglesa de 98 años se mudó a un geriátrico para cuidar a su hijo de 80 y ambos son un ejemplo a seguir en el lugar.  


[También te puede interesar:
Noruega tendrá el primer hospital psiquiátrico sin medicamentos]


Ada y su hijo

Ada Keating , una madre de 98 años, se mudó a un hogar de ancianos en Liverpool para cuidar a su hijo de 80 años.

Tom Keating se convirtió en residente de la residencia de Moss View en Huyton en 2016 porque necesitaba más atención y apoyo.

Y poco más de un año después, su madre Ada decidió mudarse a la misma casa para ayudar a cuidar a su hijo mayor.

La madre y el hijo, originalmente de Wavertree, son inseparables y les encanta pasar tiempo juntos jugando a un juego o viendo Emmerdale.

Comparten una relación especial ya que Tom nunca se casó y siempre ha vivido con Ada.

Ada, Tom y su familia

Siempre juntos

Ada dijo: "Le digo buenas noches a Tom en su habitación todas las noches y voy a ir a darle los buenos días.

Le digo que voy a desayunar. Cuando salgo a la peluquería, él buscará verme cuándo regrese y vendrá a mí con los brazos extendidos y me dará un gran abrazo.

"¡Nunca dejas de ser mamá!" expresó Ada.

Philip Daniels, administrador del hogar de cuidado, dijo: "Es muy conmovedor ver la estrecha relación que comparten Tom y Ada, y estamos muy contentos de haber podido ayudarlos”.

"Es muy raro ver a madres y sus hijos juntos en el mismo hogar y ciertamente queremos hacer que su tiempo juntos sea lo más especial posible”.

Fuente:
Etiquetas: Adultos
Comentarios