Una deliciosa receta, diferentes presentaciones

40.0K
Una deliciosa receta, diferentes presentaciones
40.0K

Con esta receta por Korena in the Kitchen , aprenderás cómo crear formas clásicas de la pastelería tradicional danesa. Este tipo de cocina dulce se caracteriza por tener una masa hojaldrada muy deliciosa y se destaca principalmente por las interesantes formas y maneras de presentación que tienen. 


La masa hojaldrada la puedes conseguir en un almacén orgánico y puede ser de harina integral, por ejemplo, o puedes hacerla casera. Con la siguiente guía, primero aprenderás a hacer un relleno de frutos rojos y a continuación, a hacer las diferentes y características formas de este arte pastelero.

Ingredientes (para 1 taza 1/3)

En un tazón, mezcla:

- 250 grs de queso crema suave

- 113 grs de azúcar blanca granulada

- 19 grs de mantequilla blanda

- 28 grs de harina

- Medio huevo batido 

- 1 cdta de extracto de vainilla 

- Batir todo junto con batidora hasta que quede una mezcla suave y esponjosa. Usa una cuchara o una manga para rellenar los pasteles según sea necesario.

Triángulos

Esta forma es muy simple. Se trata de cortar la masa en triángulos, poner el relleno y decorarlo con algunos frutos rojos frescos. Pinta la masa con un poco de huevo y hornea a 218 °C o hasta que veas que se torne dorada (este último paso se aplica para todos los tipos de pasteles)

La trenza

Estira la masa y corta tantas ranuras como desees de los dos lados de la masa, cuidando de que no queden tiras muy finas.
Deja un buen espacio sin cortar en el medio. Aquí irá el relleno, que no debe ser abudnante; dos o tres cucharadas bastan dependiendo del tamaño de masa.
Estira cada hebra suavemente y luego cruza una por sobre la otra en la parte superior del relleno.
Repite hasta llegar al final, donde la idea es insertar la última tira en la parte inferior del pastel.

Cuadrado

Toma un cuadrado de masa y dobla cada punto en el centro. Presiona ligeramente para sellar. Rellénalo, píntalo y pon el pastel a hornear.

Vol-au-vent

Dobla un cuadrado de masa por la mitad en diagonal para formar un triángulo sin sellarlo.
Haz dos cortes paralelos a los lados del triángulo, a aproximadamente 1,2 cm del borde de la masa.
A continuación, despliega la masa. Verás que tienes dos cortes en forma de V .
Dobla ambos lados sobre el centro, metiendo uno debajo del otro. Repite las indicaciones del proceso y disfruta. 

Molinillo

Toma un cuadrado de masa y haz un corte desde cada esquina hacia el centro. Procura no llegar al centro del cuadrado para no cortar del todo la masa. Dobla una esquina por medio hacia el centro y presiona ligeramente .

Cono

En este ejemplo, se ve una forma lograda con relleno de manzana. Con el relleno de queso sería más difícil, dadas las ranuras, pero de todos modos realizable. 
Con la tapa de una cacerola o un molde para tortas, corta la masa de forma redonda y córtala simétricamente en 4 secciones como muestra la foto.
A continuación haz cortes en forma de V con un cuchillo y pon un poco de relleno en el centro de cada sección.
Dobla de un lado y del otro para hacer la forma de cono.

¡Disfruta estos riquísimos pasteles que además lucen maravillosamente tentadores!

Fuentes:
Comentarios