Un sensor de contaminantes en agua al alcance de todos

Lu B. por
0
487
Un sensor de contaminantes en agua al alcance de todos
487

Un sensor de contaminantes en agua al alcance de todos

Un equipo interdisciplinario de docentes, estudiantes y graduados de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Argentina, desarrolló un biosensor de contaminantes en agua. El mismo es barato y sencillo de usar, de manera tal que le permite a cualquier individuo asegurarse de no estar poniendo en riesgo su salud.

Tal como se explica en el desarrollo del proyecto, que lleva el nombre de SensAr, el acceso limitado al agua potable es un problema de gravedad que empeora con el paso de los años. La información sobre los niveles de contaminantes podría utilizarse fácilmente para modificar pautas de consumo, como desplazar los pozos, hacerlos más profundos o poner en evidencia la necesidad de un sistema de filtrado para la potabilización.

El dispositivo es económico y fácil de usar, de manera tal que sus resultados pueden ser interpretados sin necesidad de contar con una formación específica. Se diferencia así de los métodos utilizados actualmente, que son costosos e involucran maquinarias complejas que requieren de técnicos que las manejen.

Esquema del dispositivo

El procedimiento, basado en la biología sintética, consiste en colocar unas gotas del agua a testear en un pocillo. Al cabo de unas horas, las referencias muestran un nivel de color proporcional al nivel de arsénico. Esto sucede gracias a unas bacterias modificadas genéticamente para que cambien de color en presencia del agente contaminante.

sensor de arsenico

“Idealmente, alcanzará con un instructivo basado en imágenes para hacer las mediciones. Debería ser tan simple como un test de embarazo o uno de cloro para piletas”, señaló el Dr. Alejandro Nadra,  investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y docente en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA que lideró el proyecto. Junto a él,  participaron egresados y estudiantes de carreras tales como biología, ciencias de la computación, física, química y diseño industrial.

“Luego de armar el equipo, evaluamos distintos contaminantes y poblaciones afectadas y nos terminamos convenciendo de censar arsénico, entre otros motivos porque teníamos cómo medirlo en el laboratorio y porque es el principal contaminante natural que vuelve no potable al agua que consumen cerca de 4.000.000 de argentinos”, explicó Nadra en diálogo con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación Argentina. Este es uno de los países con más arsénico en sus napas, situación que comparte con Estados Unidos e India.

52aca53d5c6a2_crop El equipo de trabajo interdisciplinario que desarrolló SensAr

El proyecto ganó recientemente el premio INNOVAR en la categoría producto innovador. Se prevé que con unas pequeñas modificaciones el sensor sea capaz de detectar otro tipo de contaminantes, como plomo, cianuro, nitritos y nitratos. Sin embargo, Nadra señaló en una entrevista para Diario Publicable que “el foco no está en hacer dinero”. Destacó además que “si se pudiera solucionar el problema sanitario y de la gente que se enferma y tiene que ir al médico o que deja de trabajar por patologías relacionadas a estos contaminantes, el ahorro del Estado sería enorme, con lo cual debería ser importante que los gobiernos se preocupen por este tipo de cosas”.

Fuentes:

Equipo argentino de biología sintética fue distinguido en competencia mundial

SensAr: Biosensado de agua

Un sensor de arsénico como un test de embarazo

Comentarios