Un pastor alemán y una gansa conviven enamorados en un refugio de animales

259
Un pastor alemán y una gansa conviven enamorados en un refugio de animales
259

Un pastor alemán y una gansa conviven enamorados en un refugio de animales

Un perro estuvo apunto de ser sacrificado por su rabia, pero se ha salvado luego de establecerse y hacerse más que amigo de una bella gansa en Gran Bretaña.

El personal del centro de rescate se sorprende de la relación que llegaron a tener estos animales.

perro-y-ganso-1-580x448

 

perro-y-ganso4-580x801

El pastor alemán llamado "Rex" de 11 años, con un peligroso y agresivo comportamiento llegó al refugio después de haber sido encontrado atado con una cadena en un depósito de chatarra.

Sheila Brislin, quien dirige el refugio de animales cerca de Bridgwater Somerset, relató que al perro iban a darle una inyección letal, ya que había mordido a todos en el refugio anterior y no había nada que pudieran hacer para corregir su conducta.

El perro era tan agresivo que dos personas debían ocuparse de alimentarlo al mismo tiempo, una para distraerlo y otra para darle un plato de comida. Pero su comportamiento cambió después de que la gansa "Geraldine", llegó al refugio de animales donde se hospeda.

Los propietarios del centro “Puriton Horse and Animal Rescue” temían que Rex atacara a la gansa, si ésta ingresaba a su territorio, pero desde el primer momento que se juntaron, conviven en plena armonía y con mucho afecto el uno por el otro.

“La gansa Geraldine siempre está a su lado, incluso cuando lo llevamos a dar un paseo a Rex, ella tiene que venir”, dijo Sheila.

perro-y-ganso5-580x506

 

“Son muy cariñosos y él siempre está lamiendo su cabeza. Ella se acurruca en él y duermen juntos todas las noches. Normalmente, cualquier ave que se cruzara en su camino habría sido devorada.

He estado haciendo trabajo de rescate desde 1997 y he visto todo tipo de comportamiento animal extraño, pero nunca he visto algo como esto”.

perro-y-ganso2-580x389

perro-y-ganso6-580x801

Una vez que Rex encontró a Geraldine, se convirtió en un animal distinto. “Ellos se acurrucan y Rex pone su pierna sobre ella para protegerla. Por la mañana desayunan juntos. Es muy bonito verlos", cuenta Sheila.

Pero el ex-amigo de Rex, otro pastor alemán llamado "Vera", se molestó luego de verlo a el y a la gansa compartir todos sus momentos juntos.

“A Geraldine no le gusta Vera en absoluto y deja muy claro que Rex es de ella”, dijo Sheila. Ella va al ataque si Vera se acerca, incluso éste le tiene miedo. Hemos tenido que darle un montón de mimos y atención a Vera para que no se sienta excluido”, añadió.

 

 

Fuente:

http://www.gabitos.com/

DailyMail/ Noticias 24

Comentarios