Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entretenimiento

Un hombre cumplió el sueño de recorrer el Himalaya con sus piernas biónicas

Juan Maggi, que volvió a caminar luego de 50 años, cumplió su sueño de escalar el Himalaya.

Entretenimiento

Un hombre cumplió el sueño de recorrer el Himalaya con sus piernas biónicas

Juan Maggi, que volvió a caminar luego de 50 años, cumplió su sueño de escalar el Himalaya.

Lu design

01/03/2016

Juan Maggi es un hombre de 53 años que sufrió poliomielitis cuando tenía solamente un año de edad. Esta enfermedad causó que, cuando apenas comenzaba a caminar, sus piernas perdieran completamente la fuerza y quedaran inutilizadas.

Pero, lejos de deprimirse o resignarse, él siguió trabajando arduamente para cumplir todos sus sueños. 

hombre que recorrió el Himalaya -Juan Maggi

Hasta los 51 años, Juan no pudo caminar. Sin embargo, se convirtió en un hombre activo e independiente, moviéndose en sillas de ruedas y bicicletas impulsadas con sus manos.

Pero éste no fue el único obstáculo que sufrió en la vida. A los 37 años, Juan tuvo un infarto, y otra vez, lejos de desanimarse, comenzó a hacer deporte con su silla de ruedas, para volverse más activo y mejorar su salud.

Himalaya en silla de ruedas

A los 50 años, Juan se convirtió en el primer paciente en colocarse un C-brace en la pierna derecha, un sistema biónico que le permite volver a caminar. Y un año después recibió su segunda prótesis.

Maggi se convirtió en ciclista y en esquiador, ambas cosas con equipos adaptados. Participó en los Juegos Paralímpicos en representación de Argentina, y corrió maratones en Nueva York y Roma.

recorrió el Himalaya con piernas biónicas

Con sus piernas biónicas funcionando, Maggi decidió emprender un nuevo sueño: escalar el Himalaya. Pasó 109 días entrenando para eso, y ahora acaba de regresar a Argentina, con el sueño cumplido. 

Alcanzó los 5600 metros con una bicicleta que moviliza con sus brazos, la altura más elevada que se puede alcanzar de esa manera.

Juan Maggi

Subió con su entrenador, un guía y nueve sherpas (nepaleses que acompañan a quienes ascienden), pero además, al descender dio un mensaje muy especial: "No muevo mi bicicleta solo, lo hago junto a mis amigos, hermanos y todos los que me apoyan".

Esta historia nos demuestra que realizar los sueños que cada uno tiene siempre es posible. Si para Juan Maggi no hubo obstáculos que no pudieran superarse, ¿por qué va a haberlos para los demás?


Otros

Entretenimiento

Éstos son los beneficios de jugar al fútbol con tus amigos/as

Jugar al fútbol no solo es divertido; también le hace muy bien a tu cuerpo.

Ambiente

A esta mujer la golpeó el desperdicio de alimentos y hoy es la chef de los qu..

Regina Tchelly enseña en las favelas de Brasil cómo crear un huerto urbano y cocinar con 0 desperdicios.

Tecnología

Una caravana que puedes llevar en la bici para irte de viaje y dormir adonde sea

Todo lo que necesitas puede ir detrás tuyo mientras viajas. ¡Mira esta pequeña casita rodante!

share