Un experimento viral midió con un vestido el acoso que sufren las mujeres durante una noche de fiesta

Compartir
Un experimento viral midió con un vestido el acoso que sufren las mujeres durante una noche de fiesta

Este experimento comenzó como la campaña publicitaria de una marca, pero logró algo imposible de medir en ventas: visibilizar un problema que sufren muchas mujeres en el mundo, el acoso


Para esto, la compañía (marca de bebidas Schweppes) ha necesitado la ayuda de un agencia (Ogilvy Brasil), ya que lo que se propuso fue algo osado, creativo y de fuerte impacto: crear "El vestido del respeto". 

¿De qué se trata? "El vestido del respeto" es una prenda con sensores que mide cuántas veces una mujer puede ser tocada de forma indeseada durante una noche de fiesta. Esta información se transmite por Wifi a un ordenador que, además, lo monitorea en tiempo real.  

[Lee también: ¿Cuál es la diferencia entre acoso, abuso y agresión sexual?]





El spot permite ver el experimento. 3 mujeres vistieron ese vestido y fueron a una discoteca. Además del registro del vestido, las cámaras captaron los momentos en que los hombres tocan a las mujeres contra su voluntad, incluso cuando expresan molestia.

Cuando se los entrevista, algunos dicen cosas del tipo: "nadie sale un jueves en la noche con la sola intención de bailar".

¿Cuáles fueron los resultados?

En 3 horas y 47 minutos los sensores registraron 157 veces en las mujeres fueron tocadas; es decir, más de 40 veces por hora.

El anuncio muestra estas cifras y señala que aunque el 86% de las mujeres brasileñas han sufrido acoso en discotecas, muchos hombres no lo ven como un problema. Y entonces plantea una pregunta: "¿Y si se aborda a las mujeres con elegancia/inteligencia/sentido del humor/respeto?".

Felicitamos esta idea desde Bioguía y alentamos a que más empresas elijan comunicar y visibilizar problemáticas como éstas, que aunque tengamos normalizadas no deberían serlo en absoluto. 

[Lee también: 10 Situaciones incómodas que alguna vez te han pasado si eres mujer]

¿Qué opinas tú? 

Fuentes:
Comentarios