Un chico de 14 años logró reducir el costo del estacionamiento en los hospitales

Compartir
Un chico de 14 años logró reducir el costo del estacionamiento en los hospitales

"Hoy pude ver la democracia en acción", escribió Gidon Goodman. Él es un chico de solo 14 años que vive en NSW (Nueva Gales del Sur), Australia. Debido a una rara enfermedad crónica en la sangre, hace 10 años que Gidon pasa varios largos períodos en el hospital cada año. 


En los tiempos que pasó hospitalizado, Gidon notó una problemática que afectaba a su familia y a muchas otras que cada día necesitaban visitar a sus familiares en distintas clínicas: el estacionamiento era tan costoso que ellos necesitaban miles de dólares al año para afrontarlo. Gidon calculó que su familia ya había gastado, desde que él era pequeño, más de 10.000.

"Solo tengo 14 años, pero durante mi tiempo en el hospital pude aprender sobre un montón de injusticias que enfrentan las familias de las personas enfermas. Con las tasas de estacionamiento en los hospitales, ellos se aprovechan de personas vulnerables que tienen que elegir entre el dinero y la salud", explicó el joven. 

Pero la buena noticia es que Gidon se propuso cambiar esa situación, y acaba de lograrlo. Hace 8 meses inició un petitorio para ayudar a las personas que, como él, estaban hospitalizadas y debían enfrentar altos precios en los estacionamientos de los hospitales, que sus familias debían pagar si querían visitarlos. 

Gidon Goodman

Mientras estaba aburrido en el hospital, Gidon aprovechó el tiempo para crear una petición en Change.org. En los últimos 11 años, él entró y salió del hospital constantemente debido a la enfermedad de Gaucher, un trastorno de la sangre que padece. Pero con 14 años decidió que el tiempo que pasaba en la cama podía utilizarlo con un propósito.

"Yo fui increíblemente afortunado porque mi familia pudo pagar los 10.000 dólares de estacionamiento que necesitaron. ¿Pero que hubiera pasado si ellos no podían pagar para venir a visitarme?" Se preguntó.

Una vez que el petitorio estuvo disponible en Internet, Gidon comenzó a leer historias que lo conmovieron: un padre que no había podido abrazar por última vez a su hija porque no podía pagar el aparcamiento, una mujer de 90 años que debía caminar cada día varios kilómetros para visitar a su marido porque su familia no podía pagar para aparcar más cerca.

Esas historias convencieron a Gidon de seguir adelante con el proyecto.

Gidon Goodman

Más de 60 mil personas firmaron la petición. Con esas firmas, Gidon buscó justicia. Imprimió todas las firmas y testimonios, las colocó en una caja y se las llevó al Ministro de Salud Jim Skinner, que le prometió revisar las tasas de estacionamiento de los hospitales.

Gidon no tuvo una respuesta de las autoridades rápidamente, así que cuando el Ministro fue cambiado por otro (Brad Hazzard), él volvió a insistir. Ahora, ya eran 70 mil las firmas, y su pedido seguía en pie.

Finalmente, las tasas fueron revisadas. Desde Julio de 2017, en NSW el estacionamiento de los hospitales costará unos 200 dólares menos a la semana, y algunas familias ahorrarán más de 1600 al año. Gidon no puede dejar de sonreír. Logró lo que se proponía, ayudó a miles de familias como la suya, y sabe que puede hacerlo de nuevo, porque puede conseguir cosas que parecían imposibles.

Ahora, queda un paso que todos podemos ayudar a dar: lograr que esto no quede solo en Nueva Gales, sino que en todo el mundo las personas puedan tener acceso a visitar a sus familiares cuando ellos más lo necesitan.

Fuentes:
Comentarios