Un cazador argentino murió aplastado por un elefante: ¿Por qué insistimos en matar animales por deporte?

Compartir
Un cazador argentino murió aplastado por un elefante: ¿Por qué insistimos en matar animales por deporte?

Un hombre identificado como José Monzalvez, de nacionalidad argentina, intentaba cazar elefantes en Kalkfeld, Namibia cuando fue aplastado una de sus víctimas. 


[También te puede interesar:
Pulverizan en Nueva York casi dos toneladas de marfil]


Monzalvez tenía permiso de cazar en esa zona

José Monzalvez, de 46 años de edad, argentino que trabajaba en una petrolera brasileña, fue aplastado la tarde del sábado por un elefante en Otjozondjupa, Namibia. ¿La razón? Intentaba cazarlo.

Según The Namibia Press Agency (NAMPA), el ataque ocurrió en Granja Mopane en el distrito de Kalkfeld. Se conoció que Monzalvez tenía permiso de cacería en ese territorio y que además iba acompañado de tres namibianos y dos argentinos, quienes buscaron refugio antes de disparar. Monzalvez no pudo escapar.

Miles de elefantes mueren anualmente por la caza indiscriminada

Caza indiscriminada

Según la ONG Wild for Life; “Los elefantes son cazados furtivamente en grandes cantidades por su marfil. En años recientes, los expertos han estimado que se han matado alrededor de 100.000 elefantes en el período 2010 a 2012. Los colmillos de marfil se utilizan para una variedad de productos, desde brazaletes hasta íconos religiosos y tallados delicados”.  

[También te puede interesar: Matan en una cacería al hijo del león Cécil]

Este hombre tenía un permiso de caza, pero de todas formas esta actividad le costó la vida. Como esta vez la vida perdida fue la del cazador, el caso aparece en las noticias. ¿Pero qué pasa cuando cada día mueren elefantes por cacería no solo furtiva, sino también legal? Inseguro para los hombres, fatal para los animales. Si nadie sale bien parado, ¿por qué seguimos insistiendo?


Fuentes:
Etiquetas: Elefantes, cacería, caza
Comentarios