Un asqueroso experimento viral que te hará dar cuenta de la importancia de lavarte las manos

Compartir
Un asqueroso experimento viral que te hará dar cuenta de la importancia de lavarte las manos

Seguramente de niño has escuchado a un mayor decirte que era importante que te lavaras las manos, y con el correr de los años se te ha vuelto ya todo un hábito. Pero, ¿te has preguntado alguna vez qué tan importante es realmente? 


Para demostrarlo, una maestra estadounidense llamada Donna Gill Allen decidió hacer junto a sus alumnos un experimento que publicó en facebook y que causó reacciones de asco en quienes lo vieron.

Para hacerlo tomó tres rodajas de pan. Con guantes, guardó una en una bolsa hermética transparente; luego se lavó las manos y colocó otra en una bolsa diferente; y, por último, dejó que sus alumnos tocaran la restante y la colocaran en otra bolsa. La primera fue etiquetada como "Controlado"; la segunda, como "Limpio"; y la última, como "Sucio". 

[Lee también:  Cuáles son los verdaderos efectos de los "jabones antibacteriales"]

Lo único que restó fue esperar a ver cómo los gérmenes se encargaran del resto, y éste fue el resultado:


Como verás, el que había sido tocado sin las manos limpias o protegidas, rápidamente se volvió entre verde y negro, por la acción de los hongos.

Por eso, lavarse las manos es algo muy simple pero la mejor manera de estar protegido frente al posible contagio de distintas enfermedades
, como meningitis, hepatitis A, resfriado, diarrea, entre otras.

Al estar en contacto con objetos y personas, la cantidad de bacterias que pueden acumularse en las manos pueden ser más de 100. De hecho, cuando alguien no se lava las manos con jabón puede transmitir bacterias, virus y parásitos, al tocar a otro o al tocar una misma superficie.

[Lee: Cómo hacer jabón casero a base de plantas]

Cuándo y cómo lavarse bien las manos

Lávate siempre las manos de esta manera: mójalas, enjabónalas, frótalas un poco entre sí, enjuaga y seca. Y hazlo: antes y después de preparar la comida; antes de comer; luego de ir al baño; después de limpiarse la nariz, toser o estornudar; después de usar el transporte público; luego de tocar animales, sus alimentos o sus excrementos, o de tocar basura; entre otras situaciones. 

Fuente:
Etiquetas: experimento, lavar
Comentarios