Umepay, un rincón mágico sumergido en la naturaleza

20.7K
Umepay, un rincón mágico sumergido en la naturaleza
20.7K

Pocas experiencias se vuelven a menudo tan profundas, y se convierten en una posibilidad para que de ellas, surja lo nuevo. Lo más curioso es que, como algunos suelen decir, muchas de ellas aparecen cuando menos lo esperamos.


A medida que uno se acerca a Umepay, lo que antes parecía un paisaje de fondo comienza a tomar protagonismo. Como si un túnel profundo nos sumergiera cada vez más en la naturaleza, el sonido del río se vuelve más fuerte; el contorno de las sierras se hace más nítido, y el aroma del bosque de acacias se hace más intenso, perfumando el aire. 

Entre mate y mate, Roberto nos explica, mientras maneja la camioneta que nos lleva al Centro, que su hija fue una de las primeras personas que, junto con un grupo de amigos, llegó a este lugar, para vivir una experiencia de comunidad que hoy comparten con quien quiera visitarlos e, incluso, sumarse a la eco-aldea que iniciaron años atrás. Ese esfuerzo conjunto se materializó en el Centro de hospedaje ecológico que decidieron llamar Umepay, al igual que el cerro al que nos vamos acercando.


umepay

El equipo de la Bioguía fue invitado a conocer este increíble lugar, y hacia allí nos acercamos. A lo lejos, se recortan en el paisaje las primeras Eco-construcciones; pequeñas casas de adobe con techo verde, detrás de las cuales incluso pueden verse ya, algunos de los paneles solares que las abastecen de energía. Yacanto quedó 15 quilómetros atrás, y un espacio único aparece a cada paso entre la naturaleza, delineándose entre las sierras de Córdoba, Argentina.

Cuando los motores se apagan, casi a orillas del Río Grande, algunas de las familias que habitan la Eco Aldea y algunos de los coordinadores del Centro Umepay nos reciben con calidez y alegría. Son los niños los que nos llevan al comedor central, en el que nos espera un desayuno delicioso y saludable: chocolatada con leche de coco, granola casera, cereales, semillas, frutas frescas, budines dulces y distintos jugos naturales, que nos invitan a llenarnos de energía para encarar las actividades que el Centro nos propone.

umepay- comida vegetariana
umepay-cabañas

Durante nuestra visita, nos alojamos en una de las cabañas de adobe preparadas para los huéspedes que llegan de todas partes del mundo. Son ambientes sencillos, cálidos y confortables que nos invitan a descansar y relajarnos con el sonido del río que se escucha a lo lejos. En esos días disfrutamos de desayunos, almuerzos y cenas orgánicos y vegetarianos, así como también de una serie de intensas y novedosas actividades, talleres y encuentros pensados no solo para conectarnos con la naturaleza del lugar, sino también para fomentar nuestro propio autoconocimiento.

umepay- salón

Tuvimos la oportunidad, tanto de bañarnos en el río y de descansar al sol, como de participar de un taller en la huerta biodinámica, en el que nosotros mismos pudimos plantar y cosechar vegetales nativos de la región.

También, experimentamos algunas de las terapias que allí se realizan, como sesiones de bioneuromoción, lecturas de aura grupales e individuales, masajes, sountouch, meditación, Reiki y yoga.

Además, utilizamos productos de tocador y limpieza 100% biodegradables de TheoLab, que también se producen dentro de la aldea, en consonancia con un estilo de vida sustentable.

umepay- theoLab
Productos biodegradables de higiene producidos por TheoLab
umepay- paisaje

Al atardecer, una caminata nos llevó a recorrer las seis hectáreas que compone el predio, en las que se alzan entre los árboles, las casas de la aldea, construidas en armonía con la naturaleza desde el concepto de la bioconstrucción.

En ellas, como en el Centro, los habitantes reciben agua de vertiente que se consume de manera conciente, reciclan el 90% de los residuos, utilizan agua caliente de base solar, tratan las aguas negras y grises con filtros de plantas y sistemas ecológicos, y utilizan una construcción termointeligente, que los reparan del calor y también del frío, convirtiéndolo en un lugar acogedor para visitar incluso en invierno. Esto es lo que hace a Umepay un destino “Eco”.

A cada paso, la belleza recorre e inunda todos los rincones, brindando la oportunidad de compartir una experiencia grupal de autoconocimiento.

Al calor de un fogón, nos despedimos cantando junto con las familias del lugar y otros huéspedes, felices de haber compartido una experiencia que seguramente dejará una huella al volver a casa...

umepay- ecoturismo

Si estás buscando vivir una experiencia de cercanía con la naturaleza como ésta, puedes visitar el centro Umepay. Para recibirte a tí, o incluso a tu equipo de trabajo, o alumnado de tu curso, cuentan con cabañas, trailers, un amplio salon de actividades y terapias, juegos para niños, y el comedor donde podrás disfrutar de comidas vegetarianas y saludables de alta calidad, elaboradas con conciencia y productos en su mayoría orgánicos.

Todas las cabañas tienen servicio de sabanas, y acolchados, calefacción, ducha y agua caliente permanente, generada íntegramente a partir de energía solar. Además, el alojamiento se complementa con distintas y variadas actividades como lecturas de aura, masajes, sesiones de biodecodificacion, lectura de tarot, Reiki, meditaciones, talleres, entre otros. También podrás descansar en la playa del río Grande, caminar por el cerro Umepay, o disfrutar del bosque de pinos.

Anímate a abrirte a una experiencia diferente para volver a encontrarte con la naturaleza y, por qué no, ¡también con esos deseos más profundos que siempre has anhelado!

Fuentes:
Comentarios