TURISMO SUSTENTABLE - ARGENTINA – Provincia de Misiones

308
TURISMO SUSTENTABLE - ARGENTINA – Provincia de Misiones
308

Selva del Alto Iguazú - Yacutinga Lodge

 Un aporte significativo al desarrollo comunitario.

 
Representada turísticamente por las famosas Cataratas del Iguazú, la Provincia de Misiones merece un desarrollo turístico más abarcativo, justo e inteligente. La historia del turismo provincial nos demuestra la priorización absoluta que ha tenido durante su desarrollo, la localidad de Puerto Iguazú y en particular el Parque Nacional Iguazú a la hora de atraer visitantes a la zona.

 Este desarrollo altamente productivo derivó en una concentración de riqueza de unos pocos sectores de la sociedad misionera, todos ellos vinculados a la explotación del recurso paisajístico . Regalo que la naturaleza obsequió en forma de las más poderosas y espectaculares caídas de agua del Planeta. Entrado el siglo XXI, continuar pensando que la oferta turística de Misiones se basa exclusivamente en la visita diaria a las Cataratas del Iguazú es simplemente, desatender la potencialidad de su territorio, desestimar su biodiversidad y desmerecer su cultura, localismos y costumbres. Por tanto, escatimar esfuerzos en una adecuada planificación turística, que gestione la adecuada puesta en valor de productos turísticos alternativos y que estos, se esparzan en el territorio provincial como semillas de bonanza seria no solo, una perdida de oportunidad, sino una irresponsabilidad social por parte de Gobernantes, Empresarios y Entidades que aglutinan al quehacer turístico.

 Recordemos que el turismo no debe ser tomado exclusivamente como un negocio productor de beneficios económicos y generador de empleos. Más bien, el turismo bien manejado es un hacedor de soberanía, un potenciador de infraestructura y más recientemente, un veedor innegable de la conservación ambiental y el equilibrio social. Es decir, la actividad turística responsable para un territorio como el misionero, hoy debe ser considerada como un puntal y baluarte de su desarrollo sustentable.

 Siguiendo esta línea de pensamiento, es sabido que en los últimos años el Gobierno Provincial ha venido desarrollando distintas ideas, promocionando rutas turísticas basadas en paisajes y tradiciones, incluso ha promocionado el desarrollo de nuevos polos turísticos para mejorar la oferta hotelera y la prestación de servicios en general. Así es como, se ha desarrollado la llamada Reserva Iriapu en Puerto Iguazú , se ha poblado de hotelería la zona del Moconá,. Incluso, se ha logrado engarzar un collar de hoteles de selva , denominados Lodges en el intento de potenciar el turismo naturaleza, añadiendo el producto ¨selva¨ a la histórica hegemonía de Iguazú.

Se intenta sumar circuitos para la observación de aves, la participación de la Etnia Mbya como producto cultural, incluso se ha potenciado el turismo religioso y seguramente se busca conseguir el tan ansiado posicionamiento de las Ruinas Jesuíticas como producto de valor cultural a nivel nacional e internacional. Todas estas acciones alineadas al deseo del desarrollo turístico provincial. En este ultimo año el Ministerio de Turismo Provincial adquirió una dinámica inédita si se la compara con el letargo que caracterizó gestiones anteriores. Una actividad casi febril, constructiva , positiva pero no ajena a los riesgos que el desarrollo desenfrenado pudiera deparar. La madurez que la planificación turística adecuada conlleva para disminuir injusticias, desequilibrios sociales e impactos ambientales es fundamental. A mayor desarrollo mayor riesgo, por que el hacer lleva aparejado el desafío de administrar de manera honesta y visionaria.

Se trata de lograr un florecimiento en la oferta turística con bases firmes y concretas que brinden oportunidades perdurables en el tiempo y no impacten negativamente en la población actual o venidera. Ya sea a nivel social como medioambiental. De otro modo, se estaría exacerbando el presente en detrimento del futuro o los que es peor, se estaría creando una ilusión caracterizada por la difusión de productos inexistentes, coloridos y atractivos, pero que no soportan el fin para el cual fueron creados, la sustentabilidad turística de la Provincia. La base conceptual de la sustentabilidad turística es ni más ni menos, la de hacer las cosas bien.

 Se trata de entender que el uso turístico de los recursos no debe ser extenuado, que la actividad tiene una capacidad de carga menor siempre a la vertiginosa necesidad del recupero del capital invertido y que el proceso de alcanzar la sustentabilidad turística trasciende el ejercicio político y de aquellos funcionarios, quienes mejores o peores, llevan la responsabilidad de la gestión sustentable durante el relativo corto tiempo que se asigna a sus funciones. El concepto de sustentabilidad se relaciona con el largo plazo y por ende, debe ser planificado y desarrollado en función a este tiempo.

Renegar de esta verdad absoluta, es simplemente pecar de precipitados e intentar infructuosamente doblegar el principio en el cual el concepto de sustentabilidad se basa. Indudablemente, nos encontramos en un punto donde las decisiones que se toman y tomen, son y serán determinantes Conceptualmente sabemos que el desarrollo sustentable del turismo en Misiones es posible y altamente necesario.

 Manos a la obra.

Carlos Sandoval
Director
Yacutinga Lodge
Refugio Privado de vida silvestre Yacutinga
MISIONES - ARGENTINA 

Yacutinga Lodge - Selva del Alto Iguazú
Comentarios