Turismo Sostenible: Un nuevo concepto turístico para beneficio de todos.

Compartir
Turismo Sostenible: Un nuevo concepto turístico para beneficio de todos.

Transitando el “Año internacional del turismo sostenible para el desarrollo”, en esta nota te contamos de qué trata este nuevo modelo, que se vislumbra como una poderosa herramienta para la conservación de los patrimonios culturales y naturales, generando a su vez mayores beneficios económicos.


Seguramente, para muchos, el turismo sostenible es un nuevo producto de la industria, como tantos otros que existen, llámese turismo religioso, turismo gastronómico, turismo aventura, y podemos continuar a través de un largo Etc., pero en realidad no lo es. Nada tiene que ver este término con un nuevo segmento o producto del marketing turístico. De hecho cuando hablamos de sostenibilidad turística, en realidad hacemos referencia a un concepto que aplica a toda la industria del turismo y demás actores con participación en la actividad, ya sean gobiernos, proveedores turísticos, viajeros, comunidades, destinos receptores, etc.

Cuando hablamos de sostenibilidad, hacemos referencia a la capacidad de generar desarrollo asegurando las necesidades del presente, sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones, por lo tanto, aplicado al turismo, podría entenderse como la necesidad de generar un cambio radical del actual modelo turístico para no comprometer el desarrollo de la actividad a futuro.

A lo largo de los últimos cuarenta años, el sector turístico ha evidenciado un notable crecimiento, tal es
así que:

  • • Actualmente la industria turística representa el 10% de la economía mundial.
  • • Emplea a 1 de cada 11 personas alrededor del mundo.
  • • El número de turistas que actualmente se mueven a lo largo y ancho del planeta, según datos del año 2016, superaría los 1235 millones de personas.
  • • La OMT (organización mundial del turismo) prevé para el año 2030, alrededor de 1800 millones de llegadas internacionales.
  • • Se augura un crecimiento sostenido de aproximadamente un 4% anual.

Estos datos  evidencian el crecimiento exponencial de la industria turística, a pesar de la situación crítica por la que atraviesa la economía global, como así también su proyección a futuro.

Ahora bien, estos alentadores datos económicos de la actividad, chocan violentamente con el impacto nocivo que genera esta enorme masa de personas moviéndose a lo largo y ancho del planeta. De hecho la industria turística ha contribuido con el deterioro, transformación y destrucción de los recursos naturales y culturales que hacen posible el desarrollo de la actividad, lo cual ha generado un debate puertas adentro acerca de la sostenibilidad del modelo turístico actual.

Veinte años atrás ya se vislumbraba esta alarmante situación, razón por la cual la OMT, la UNEP y la UNESCO organizaron la primer conferencia internacional sobre turismo sostenible, de la cual surgió “La carta Mundial de Turismo Sostenible” en la cual se establecen los lineamientos generales de lo que debería ser sostenibilidad turística. En 2015 la comunidad turística internacional vuelve a reunirse para reevaluar los objetivos planteados en esta primer conferencia, dando como resultado la publicación de “La carta Mundial de Turismo Sostenible+20”.

A partir del compromiso en la búsqueda para establecer consensos y generar el cambio necesario  que el actual modelo necesita, se define al turismo sostenible como: “El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas” (OMT). Podemos decir entonces que el turismo sostenible se configura como una herramienta de desarrollo que a través de acciones conscientes busca preservar los atractivos que hacen posible el desarrollo de la actividad, así como también generar satisfacción y beneficios a las comunidades anfitrionas, los visitantes y la industria misma.

Por lo tanto este nuevo concepto de sostenibilidad compromete a la industria turística a:

  • • Minimizar los impactos negativos generados en las economías locales, el medio ambiente y las comunidades receptoras.
  • • Generar mayores beneficios económicos y mejorar el bienestar de las comunidades anfitrionas, las condiciones de trabajo y el acceso a la industria.
  • • Involucrar a la población local en las decisiones que afectan a sus vidas y a sus oportunidades.
  • • Contribuir positivamente en la conservación del patrimonio natural y cultural y al mantenimiento de la diversidad mundial.
  • • Ofrecer experiencias más agradables a los turistas a través de un contacto más significativo con la población local, y generar mayor comprensión acerca de las cuestiones culturales, sociales y ambientales locales.
  • • Facilitar el acceso a personas con movilidad reducida.
  • • Tener en cuenta los aspectos culturales ya que promueven el respeto entre turistas y anfitriones y contribuyen al orgullo y a la confianza local.

Así mismo para impulsar el cambio, en Diciembre de 2015 la asamblea general de Naciones Unidas proclamó al año 2017 como “El Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo”, cuyo objetivo es involucrar a los gobiernos, al sector turístico y a los mismos viajeros con el objetivo de fomentar todas aquellas acciones que sean necesarias para dar a conocer esta nueva forma de viajar comprometida y responsable.

El Año Internacional del Turismo Sostenible busca promover:

  • • Crecimiento económico sostenido e inclusivo.
  • • Reducción de la pobreza.
  • • Empleo digno e inclusión social.
  • • Gestión eficaz de los recursos, protección medioambiental y prevención del cambio climático.
  • • Preservación de los valores culturales, la diversidad y el patrimonio.
  • • Entendimiento mutuo, paz y prosperidad.

La ONU también reconoce en el turismo sostenible la potencialidad de ser un instrumento de desarrollo que puede contribuir a la reducción de la pobreza ya que:

  • • Es el mayor proveedor de divisas de muchos PMA (Países Menos Adelantados).
  • • Es una de las mayores industrias del mundo.
  • • Es el sector de crecimiento más significativo de los últimos 50 años.
  • • Impulsa a las empresas del sector privado y llega a partes de la economía que no alcanzan otras actividades.
  • • Se consume en el lugar de “producción” y la población local tiene acceso al mercado de manera más fácil que en otras industrias y con más probabilidades de beneficiarse directamente.
  • • Puede evitar el éxodo rural, fomentar la conservación de las tradiciones culturales y el patrimonio natural, así como revivir el orgullo de tradiciones y costumbres.
  • • Permite la creación de una multitud de puestos de trabajo sin distinción de género, raza, religión, etc.

De esta manera un nuevo modelo de turismo consciente se impone, un modelo sostenible desde lo medioambiental, lo sociocultural y lo económico, que requiere de un cambio cultural para el desarrollo de acciones perdurables en el tiempo que permitan el disfrute de viajar sin degradar los destinos.

El cambio es posible si todos nos comprometemos, viajá sin huella!

Equipo de SustenTravel. 

Fuentes:

Comentarios